Agencias/Ciudad de México.- La red de atención médica estadounidense Northwell Health, el proveedor de salud privado más grande del estado de Nueva York, ha despedido a 1.400 trabajadores por negarse a recibir la vacuna contra el Covid-19, informa Reuters.

Las personas despedidas representan un pequeño porcentaje de la fuerza laboral de Northwell Health, que hasta ahora empleaba a más de 76.000 personas.

“Nuestro objetivo no era despedir empleados”, sino “vacunar a la gente”, dijo un portavoz de la empresa.

La medida se produce tras la entrada en vigor de un mandato en el estado de Nueva York que obliga a los trabajadores sanitarios de la región a vacunarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.