Agencias, Ciudad de México.- Una corte holandesa ordenó el jueves al expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, que devuelva casi 5 millones de euros en salarios a una alianza con sede en Ámsterdam entre Nissan y Mitsubishi y rechazó su reclamo de una indemnización millonaria por despido injustificado.

El fallo del jueves corresponde a una demanda en la que Ghosn, quien está prófugo, reclamó que se anulara su despido en 2018 de Nissan-Mitsubishi B.V. y se le pagara una indemnización de 15 millones de euros (16.5 millones de dólares).

La corte de Ámsterdam rechazó sus reclamos y afirmó que en ese momento no tenía contrato con la empresa.

La demanda holandesa deriva de la decisión de Nissan de despedir a Ghosn cuando se lo acusó de delitos financieros en Japón. El otrora poderoso directivo de la industria automotriz, en libertad bajo fianza, en 2019 huyó de Tokio a Líbano, el país donde creció.

Arrestado por primera vez en noviembre de 2018, Ghosn se ha declarado inocente en Japón de haber minimizado sus ingresos futuros y cometido abuso de confianza al desviar fondos de Nissan en beneficio propio. Dice que nunca se decidió el monto de su remuneración ni la recibió y que los pagos de Nissan fueron con fines empresariales legítimos.

Ghosn, que tiene las ciudadanías francesa, brasileña y libanesa, fue enviado por Renault en 1999 a salvar de la quiebra a Nissan, fabricante del auto eléctrico Leaf y de los modelos de lujo Infiniti.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.