Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- Autoridades estadounidenses capturaron en McAllen, Texas al empresario Baltazar Higinio Reséndez Cantú acusado de formar parte de un grupo de testaferros que utilizó el Gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca, para lavado de dinero en México y varias regiones de Estados Unidos.

Las autoridades de Estados Unidos entregaron a la Fiscalía General de la República (FGR) a Reséndez Cantú requerido por delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita durante un operativo en el puente Internacional de McAllen- Reynosa, Tamaulipas.

Las corporaciones policiacas de ambos países únicamente notificaron sobre la captura sin ahondar en detalles del proceso.

La FGR acusó al contratista Reséndez Cantú de haber servido a García Cabeza de Vaca de intermediario para la triangulación de la compra-venta en 42 millones de pesos de un bien inmueble ubicado en Bosques Santa Fe en la Ciudad de México.

Según la Unidad de Investigación Financiera (UIF) el Gobernador García Cabeza de Vaca evadió al fisco un poco más de 6 millones de pesos en esa transacción inmobiliaria.

La FGR ha ubicado la participación de Reséndez Cantú en diversos contratos de blanqueo de dinero del Gobernador emanado de Acción Nacional (PAN).

García Cabeza de Vaca siendo Gobernador adjudicó contratos de obra pública por 56 millones 400 mil pesos a las empresas constructoras e inmobiliarias “RC Tamaulipas S.A de C.V” y Barca de Reynosa S.A de C.V que resultaron ser propiedad de Resendez Cantú.

Los elementos de la FGR trasladaron a Reséndez Cantú para ser sujeto a una audiencia ante un Juez de Control al penal del Altiplano, Estado de México.

Entre marzo y abril de 2018, según la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el empresario de Reynosa envió 33 millones 300 mil pesos a su socio y supuesto prestanombres, Juan Francisco Támez Arellano. Algo que ha justificado como una compra venta inmobiliaria.

Sin embargo, para 2019, la empresa T Seis Doce SA de CV, de la que Támez Arellano es accionista mayoritario y representante jurídico, compró en 42 millones 113 mil 844 pesos el departamento que García Cabeza de Vaca había adquirido seis años atrás.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.