Agencias/Ciudad de México.- Autoridades capturaron a Timothy George Simpkins sospechoso del tiroteo que dejó al menos cuatro heridos en una escuela de Arlington, Texas.

El ataque ocurrió durante una pelea en el instituto de secundaria de Timberview en la localidad de Arlington, posteriormente Timothy George Simpkins autor del tiroteo huyó del lugar.

En una rueda de prensa, el jefe adjunto de la Policía de Arlington, Kevin Kolvye, explicó que una de las víctimas sufrió heridas leves y rechazó tratamiento médico, mientras que los otros tres fueron llevados a un hospital.

Kolvye precisó que tres de los heridos son estudiantes y el otro es un adulto que creen que podría ser un profesor.

Según las investigaciones preliminares, las autoridades creen que hubo un pelea en una de las aulas en la segunda planta entre dos estudiantes y que uno de los dos empleó un arma.

La policía indicó que no se trata de un suceso de violencia fortuita en el centro, sino que fue una pelea.

Durante el suceso se cerraron los accesos al centro educativo, y que los estudiantes y profesores estuvieron confinados en las aulas y oficinas del instituto.

Las autoridades capturaron a Timothy George Simpkins sin incidentes al que imputaron múltiples cargos de agresión agravada con un arma, tuiteó el Departamento de Policía de Arlington.

Una persona estaba en estado crítico, otra en buenas condiciones y una tercera persona fue tratada por lesiones menores y estaba programada para ser dada de alta del hospital el miércoles por la tarde, dijo la policía.

Una cuarta persona resultó herida pero no requirió tratamiento en un hospital.

La policía dijo anteriormente que tres de los cuatro heridos eran estudiantes.

El tiroteo en Timberview High School, que está en Arlington pero pertenece al distrito escolar en el vecino Mansfield, se originó en una pelea que estalló en un salón de clases, dijo el subjefe de policía de Arlington, Kevin Kolbye, en una conferencia de prensa antes del arresto de Simpkins.

Timberview atiende a mil 900 estudiantes de noveno a duodécimo grado. El extenso complejo se inauguró en 2004.

Después de que se difundió la noticia del tiroteo, los padres se reunieron en el Centro de Artes Escénicas del Distrito Escolar Independiente de Mansfield, a unos 8 kilómetros de la escuela secundaria, para reunirse con sus hijos, que fueron trasladados en autobús.

Entre ellos estaba Justin Rockhold, cuyo hijo de noveno grado le había enviado un mensaje de texto para hacerle saber que estaba bien.

Rockhold dijo que ha servido en el Ejército y se basó en esa experiencia para instruir a su hijo, diciéndole que mantuviera la cabeza gacha y quieto para tratar de salir a salvo.

Cuando se le preguntó si había pensado que algo podría suceder en la escuela, dijo que su entrenamiento militar también es un recordatorio de las peligrosas realidades de la vida.

“Obviamente, en Estados Unidos, en el mundo en el que vivimos hoy, siempre es algo. … Está en el fondo de tu mente”, dijo Rockhold.

Agregó que estaba orando por los heridos. “Hoy tengo la suerte de que mi hijo esté a salvo”.

El tiroteo ocurrió pocos días después de ua balacera en una escuela autónoma de Houston que hirió a un administrador.

En mayo de 2018, ocurrió el tiroteo escolar más mortífero de Texas, luego de que un joven de 17 años armado con una escopeta y una pistola abrió fuego en Santa Fe High School cerca de Houston, matando a 10 personas, la mayoría de las cuales eran estudiantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.