Agencias/Ciudad de México.- Las autoridades chinas sugirieron a la empresa de transporte Didi retrasar su salida a bolsa en Estados Unidos por sus supuestos problemas de seguridad de datos, por los que ahora está siendo investigada, según informó The Wall Street Journal (WSJ).

La empresa, presionada por sus inversores para comenzar a cotizar en Wall Street, sin embargo decidió seguir adelante con el proceso, señala el diario, que cita a personas conocedoras de la cuestión.

Didi, el equivalente chino de Uber, debutó el pasado miércoles en la Bolsa de Nueva York y se disparó hasta alcanzar una valoración de mercado cercana a 80.000 millones de dólares, en uno de los mayores estrenos bursátiles de los últimos años.

Apenas dos días después, las autoridades reguladoras en Pekín anunciaron la apertura de una investigación de ciberseguridad en su contra y el domingo exigieron la retirada de su aplicación de las tiendas de aplicaciones móviles por “abusar de los datos de los usuarios”.

En un escueto comunicado, la Administración del Ciberespacio de China también pidió a la empresa que tome “medidas concretas” para “solucionar vacíos legales existentes conforme a las regulaciones y los estándares nacionales” y con el objetivo de “garantizar la seguridad de la información de los usuarios”.

Según el WSJ, la cuestión venía ya de lejos y semanas antes de la salida a bolsa Pekín había recomendado a la compañía posponer su oferta inicial de acciones, que generó unos 4.400 millones de dólares.

El diario apunta que las autoridades chinas temen la posibilidad de que grandes cantidades de datos en poder de Didi caigan en manos extranjeras como resultado de la mayor visibilidad de la empresa con su salida a bolsa en EE.UU.

Según el WSJ, en el centro de la preocupación de Pekín está la soberanía sobre los datos, una cuestión que se ha convertido en una prioridad cada vez mayor para el Gobierno del país.

En un comunicado, Didi advirtió que sus ingresos en China se pueden ver reducidos por las medidas del Gobierno.

La compañía aclaró mientras tanto que los usuarios que ya tenían descargada su aplicación en China podrán seguir usándola, mientras que en el resto de países en los que opera -por ejemplo, algunos latinoamericanos como Brasil, México o Colombia- sus operaciones “se mantienen con normalidad”.

El viernes, las acciones de Didi cerraron en Wall Street con una pérdida algo superior al 5 % y aún está por ver el impacto que puede tener la retirada de su aplicación de las tiendas, que se conoció después, dado que este lunes fue festivo en Estados Unidos y los mercados permanecieron cerrados.

Los reguladores chinos se han ganado la reputación de agresivos, pero incluso los inversores más curtidos se han visto sorprendidos por el anuncio de una investigación a la empresa de transporte por aplicación Didi apenas dos días después de su debut en la bolsa de Nueva York de 4,400 millones de dólares.

Si bien el prospecto de la oferta pública inicial (OPI) de Didi mencionaba algunos de los riesgos regulatorios de sus operaciones, no había ninguna indicación de que la Administración del Ciberespacio de China (CAC) fuera a empezar a investigar a la empresa y a prohibirle aceptar nuevos usuarios.

Didi dijo el lunes que no estaba al tanto de la investigación anunciada por la CAC el 2 de julio, lo que hizo caer sus acciones hasta un 10%, antes de su salida a bolsa. Las acciones cerraron con un descenso del 5,3% y no cotizarán el lunes debido al día festivo en Estados Unidos.

Dos días después, el CAC ordenó la retirada de la aplicación de Didi de las tiendas de aplicaciones de China, alegando que la empresa había recopilado ilegalmente datos personales de usuarios.

“Antes de la salida a bolsa, Didi no tenía conocimiento de las decisiones de la CAC, anunciadas el 2 de julio y el 4 de julio de 2021, respecto de la revisión de la ciberseguridad y la suspensión de registros de nuevos usuarios en China, y la eliminación de la app de Didi Chuxing de las tiendas de aplicaciones en China, respectivamente”, dijo Didi en un comunicado enviado a Reuters.

La noticia de la orden de retirar las aplicaciones pilló desprevenidos a seis inversores de fondos que habían asistido al roadshow de la oferta de Didi, entre los que se encontraban dos que se asignaron acciones en la operación.

Una fuente de un fondo de cobertura, que pidió no ser mencionada porque no estaba autorizada a hablar con los medios de comunicación, dijo que la noticia de la CAC era extraña e inesperada, ya que se produjo justo después de la salida a bolsa.

La CAC dijo que su acción era para proteger la seguridad nacional y el interés público, pero los inversores asustados dijeron que el momento arrojaría una sombra sobre los planes de otras empresas tecnológicas chinas para cotizar en Estados Unidos o recaudar fondos en los mercados globales.

La medida se interpretó como una intensificación de la presión sobre las empresas tecnológicas chinas, que comenzó con el fracaso de una cotización de 37.000 millones de dólares prevista por la filial de tecnología financiera de Alibaba, Ant Group, a finales del año pasado.

“El Partido (Comunista Chino) ya había puesto en su punto de mira a Ant Group, que planeaba una salida a bolsa y se vio obligada a cancelarla”, dijo Ryan Fedasiuk, analista de investigación del Centro de Seguridad y Tecnologías Emergentes de Georgetown.

“Pero este paso es una escalada porque es retroactivo, castigando de hecho a los inversores que participaron en una OPI ya realizada (…) La CAC inició la revisión y suspendió la presencia de Didi en las tiendas de aplicaciones chinas apenas unos días después de su debut público”, añadió.

El lunes, Didi dijo que la orden de retirar su aplicación de las tiendas en China podría perjudicar los ingresos.

Didi también está siendo investigada por la Administración Estatal de Regulación del Mercado (SAMR) de China por si usó prácticas anticompetitivas para expulsar a rivales más pequeños de forma desleal, informó Reuters el mes pasado.

La investigación de la SAMR también está estudiando si el mecanismo de fijación de precios de su negocio de transporte por carretera es lo suficientemente transparente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.