Agencias, Ciudad de México.- Los disquetes todavía tienen un papel importante en la gestión del sistema del tren de la ciudad de San Francisco (Estados Unidos), si bien sus responsables pretenden actualizarlo a otro más actual antes de que ocurra un fallo en la gestión del transporte.

El sistema que controla de manera automática los trenes en el suburbano depende de los disquetes para operar. Actualmente funciona bien, pero la Agencia Municipal de Transporte (SFMTA, por sus siglas en inglés) tiene planeado actualizarlo, como ha contado el director, Jeffrey Tumlin, en una entrevista a ABC7.

Esta agenda fue la primera en Estados Unidos en implementar el sistema que todavía está en funcionamiento para el control automático de trenes, en 1998. Entonces, era la tecnología más avanzada en un momento en que los ordenadores todavía no tenían disco duro, como ha apuntado Mariana Maguire, del Proyecto de Control de Trenes.

La idea era que durara unos 20 o 25 años, y todavía hoy hay los operarios utilizan los disquetes de cinco pulgadas para decirles cada mañana a los trenes lo que tienen que hacer.

Este sistema, no obstante, se expone a la degradación de los datos, lo que puede llevar a que se produzcan fallos. Por ello ya están pensando en actualizar el sistema, pero la sustitución del actual por otro más moderno llevará al menos otra década.

“Este es efectivamente un proyecto de varias fases de una década de duración que comienza con piezas del metro de Market Street y piezas en la superficie. En última instancia, nuestro objetivo es tener un único sistema de control de trenes para todo el sistema ferroviario”, ha afirmado Tumlin.

Los disquetes, esos dispositivos de almacenamiento de datos de forma cuadrada, hace tiempo que dejaron de usarse, sustituidos por otros formatos, como los propios discos duros de los ordenadores, los CD, los ‘pendrive’ o incluso la nube.

Sin embargo, se han mantenido en administraciones como la japonesa, donde a principios de año el Gobierno modificó la ley que obligaba a las empresas y a los ciudadanos a presentar documentos oficiales en formatos digitales físicos como los disquetes o los CD-ROM para que pudieran utilizar otros medios en línea.

En 2018, el sistema de misiles nucleares de Estados Unidos dejó de utilizar disquetes de 8 pulgadas para dar la orden de lanzamiento, y en su lugar, emplear unidades de almacenamiento digital en estado sólido.

Tres años antes se supone que entonces los doctores del Sistema Nacional de Salud de Noruega todavía recibían una vez al mes un disquete para actualizar los datos de sus pacientes, aunque también tenían la opción de acceder a una base ‘online’.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.