Agencias/Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) informó ayer que un juez federal libró órdenes de aprehensión en contra de siete personas, por su participación en el caso denominado “Rápido y furioso”, realizado por Washington hace poco más de una década.

La FGR informó además que de acuerdo con las investigaciones “se pudo establecer que dichas armas no solamente fueron introducidas ilegalmente al país, sino que también han sido utilizadas en diversos actos criminales, que ya han sido investigados y procesados en México”.

El impacto del operativo, que se realizó entre 2009 y 2011 por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), ha ganado notoriedad bajo el actual Gobierno mexicano por las críticas al tráfico de armas de origen estadounidense, con las que se cometen el 70 % de los delitos en México, según ha dicho la Secretaría de Relaciones Exteriores.

De Estados Unidos ingresan 200,000 armas de fuego de manera ilegal cada año, de acuerdo con la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena).

Genaro García Luna, se encuentra detenido desde 2019 en una cárcel de Brooklyn, Nueva York, a la espera de su juicio ante una corte federal de Estados Unidos.

El 5 de julio de 2021, Cárdenas Palomino fue detenido en México por integrantes de la Secretaría de Marina, el Centro Nacional de Inteligencia y la Comisión Nacional Antisecuestros y procesado por un delito de tortura por un suceso de 2012 relacionado con el caso de la francesa Florence Cassez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.