Agencias/Ciudad de México.- Apple despidió a la directora del programa de ingeniería, Ashley Gjovik, que en los últimos meses se había quejado públicamente de haber sufrido sexismo en la empresa, así como de “ambiente laboral hostil, acoso sexual, condiciones de trabajo inseguras y represalias”, según informó el portal The Verge.

La compañía de la manzana justificó la decisión señalando que la empleada supuestamente había violado las reglas contra la filtración de información confidencial.

A principios de agosto, Gjovik fue puesta en licencia administrativa indefinida mientras Apple investigaba sus acusaciones. Esta semana, un miembro del equipo de relaciones con los empleados de Apple escribió a Gjovik informándole de que la empresa estaba investigando un asunto delicado de propiedad intelectual y que quería hablar con ella al cabo de una hora. La empleada respondió que quería mantener todas las comunicaciones por escrito y agregó que estaba reenviando la correspondencia a la Junta Nacional de Relaciones Laborales de EE.UU., donde recientemente presentó una denuncia.

https://twitter.com/ashleygjovik/status/1436856298755084295

Desde el equipo de relaciones con los empleados reaccionaron que, debido a que Gjovik había optado por no participar en la discusión, seguirían adelante con la información que tenían y, “dada la gravedad de estas acusaciones”, suspenderían su acceso a los sistemas de Apple. Horas más tarde, Gjovik recibió un correo electrónico informándole de que a partir del día siguiente estaría despedida.

“Cuando empecé a plantear preocupaciones sobre la seguridad en el lugar de trabajo en marzo, y casi de inmediato me enfrenté a represalias e intimidación, comencé a prepararme para que sucediera algo exactamente como esto”, declaró Gjovik. “Estoy decepcionada de que una empresa que he amado desde que era niña tratara a sus empleados de esta manera”, lamentó.

El portavoz de Apple, Josh Rosenstock, declaró a The Verge que la empresa “se toma muy en serio todas las inquietudes” e “investiga a fondo cada vez que surge una inquietud”, pero agregó que, “por respeto a la privacidad de las personas involucradas”, no se discutirán asuntos específicos de los empleados.

“Estamos y siempre hemos estado profundamente comprometidos con la creación y el mantenimiento de un lugar de trabajo positivo e inclusivo”, dijo Rosenstock.

https://twitter.com/ashleygjovik/status/1436800789117214723

Respuesta de Apple

La directora del programa de ingeniería de Apple, Ashley Gjovik, ha sido colocada bajo licencia administrativa indefinida después de que publicara una serie de tuits en los que se queja del supuesto sexismo y discriminación en el lugar de trabajo, informa The Verge.

Aparentemente inspirada por otros relatos públicos de sexismo en grandes empresas tecnológicas, Gjovik comenzó a escribir en Twitter sobre su experiencia en Apple a fines de julio. Entre sus afirmaciones se encuentra una acusación de que la compañía le ofreció la entrada a un programa de asistencia para empleados y le sugirió que tomara una licencia médica mientras investigaban sus informes de sexismo, discriminación y un ambiente de trabajo hostil.

“Durante meses, he estado planteando preocupaciones al [departamento de] relaciones con los empleados de Apple sobre años de experiencias con sexismo, un ambiente laboral hostil, acoso sexual, condiciones de trabajo inseguras y represalias”, reveló Gjovik en una entrevista con el medio. “Les pedí que mitigaran el ambiente de trabajo hostil mientras investigaban, e inicialmente me ofrecieron terapia y licencia médica”.

La ejecutiva asegura haber rechazado esta oferta ya que “no tenía sentido”, y pidió establecer “límites y supervisión” en el trabajo. En caso de no haber otra opción, Gjovik sugirió que la empresa podría darle una licencia administrativa pagada.

“Al parecer, no hicieron ningún esfuerzo por establecer límites y, en cambio, dijeron que me iban a colocar en una licencia administrativa e insinuaron que no me querían en Slack, donde había expresado mis preocupaciones con ciertas políticas en la empresa. También dieron a entender que no querían que me reuniera personalmente con otras mujeres de la empresa sobre sus preocupaciones con las políticas de Apple, lo cual yo había estado haciendo “, agregó Gjovik.

En un tuit del 3 de agosto, la mujer compartió una captura de pantalla de una conversación que supuestamente ilustra el tipo de discriminación sexual que enfrenta. En la discusión, un hombre de alto rango brinda su opinión sobre una presentación reciente, diciendo que Gjovik “lo hizo muy bien” al abstenerse de levantar la voz al final de las oraciones.

Gjovik envió un mensaje a su oficina diciendo que fue puesta en licencia administrativa mientras la empresa investiga sus afirmaciones. También tiene prohibido acceder a los canales internos de Slack de Apple.

Según señala el medio, Apple ha experimentado un repunte en el activismo de los empleados en los últimos meses. En mayo, los trabajadores del fabricante de iPhone expresaron su preocupación por la contratación del exgerente de publicidad de Facebook, Antonio García Martínez, alegando que una parte de su autobiografía de 2016 ‘Chaos Monkeys’ reflejaba puntos de vista controvertidos sobre las mujeres. Fue despedido horas después.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.