Agencias/Ciudad de México.- La Conmebol emitió un documento con una serie de recomendaciones para la vuelta del público a los estadios sudamericanos.

Este protocolo busca organizar el regreso de los hinchas a las tribunas en un marco seguro en un contexto complejo como lo es el de la pandemia de coronavirus. Esta medida estará supeditada a las decisiones que tomen las autoridades de cada uno de los países de la región.

El objetivo del organismo que rige el futbol sudamericano es que los simpatizantes puedan regresar a las canchas a partir de los octavos de final de la Copa Libertadores y de la Sudamericana, instancias que comenzarán a disputarse a partir de esta semana.

En esa oportunidad, el municipio de Río de Janeiro autorizó el ingreso de un aforo de hasta 6,500 espectadores formado únicamente por acreditados e invitados especiales de la Conmebol, que debieron presentar una prueba PCR negativa de COVID-19.

Pero la Conmebol dijo el día del partido que “un número considerable” de personas presentaron test negativos falsos para asegurar su entrada.

Un día después, el organismo divulgó un protocolo de recomendaciones para la vuelta de público en los estadios, aunque aclaró en un comunicado que “deberán ser discutidas con las autoridades sanitarias de cada país para su aplicación y/o modificación”.

“La Conmebol considera que la vuelta paulatina del público es esencial para el desarrollo del fútbol sudamericano, motivo por el cual, en caso de que las autoridades nacionales lo permitan, está autorizada”, agregó.

El protocolo indica que los asistentes no deberán tener síntomas de COVID-19 ni acudir al estadio en caso de haber tenido contacto estrecho con alguna persona con resultado positivo en los últimos 14 días.

En la primera etapa de vuelta al público, recomendó la habilitación de aquellas personas que hayan obtenido la vacunación completa contra el COVID-19 y aquellas que cuenten con un resultado negativo de test RT-PCR.

El documento no recomienda la presencia de menores de 18 años, mujeres embarazadas y personas con enfermedades de base.

Un “número considerable” de personas especialmente invitadas a ver la final de la Copa América entre Brasil y Argentina ha estado presentando tests de COVID-19 negativos falsos para asegurar su entrada, dijo la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

El partido entre los dos archirrivales se jugará el sábado por la noche en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Aunque los hinchas fueron excluidos de los primeros 27 juegos del torneo debido a la pandemia en Sudamérica, las autoridades de la Conmebol y de Río de Janeiro decidieron permitir 6.500 invitados a la final, o alrededor del 10% de la capacidad del recinto.

Todos los asistentes deben presentar una prueba COVID-19 negativa antes de ingresar.

Sin embargo, “se ha detectado un número considerable de pruebas de PCR fraudulentas tanto entre las acreditadas para la sección Argentina como para la sección Brasil”, indicó la Conmebol.

“A esas personas no se les permitirá la entrada al estadio. Los controles para asegurar el acceso a la final de la Copa América serán sumamente rigurosos”.

La organización no especificó cuántas pruebas fueron fraudulentas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.