Ya falta poco para que operen los aviones Stratolaunch

37 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- El Stratolaunch es el mayor avión del mundo en cuanto a envergadura. En cada una de sus misiones podrá contribuir al envío de cargas útiles hacia múltiples órbitas e inclinaciones orbitales. Su capacidad de carga es de unas 250 toneladas.

Al ser un avión, su carácter reutilizable facilitará mucho los lanzamientos espaciales. Poder despegar desde cualquier pista apta mediante la típica aceleración a lo largo de la superficie hasta levantar el vuelo, en vez de tener que hacerlo de manera vertical desde una torre de lanzamiento, también simplificará muchas de las operaciones y evitará los riesgos inherentes a los lanzamientos espaciales tradicionales.

La entidad responsable del Stratolaunch es Stratolaunch Systems Corporation, una empresa fundada en 2011 por Paul G. Allen, más conocido por ser el cofundador de Microsoft.

Stratolaunch completó recientemente la primera fase del ensayo de sus motores. Por primera vez, los ingenieros del proyecto pusieron en marcha los seis motores Pratt & Whitney del avión. Tras una serie de pruebas, uno detrás de otro fueron activados. En estos encendidos, todos ellos operaron conforme a lo previsto.

El equipo ya completó también el ensayo con el combustible, probando los seis tanques para asegurar su adecuado funcionamiento. Cada uno de los seis depósitos de combustible fue llenado de manera independiente a fin de asegurar la apropiada operación de los mecanismos relacionados y para validar que los tanques se sellaron debidamente.

Como objetivo principal de esta prueba es mostrar la capacidad de la aeronave para maniobrar y detenerse. Así, el equipo de tierra monitoreó varios sistemas, incluyendo dirección, frenado, antideslizamiento y telemetría.

La compañía se ha mostrado satisfecha con la consecución de todos los objetivos, que ha culminado con el avión viajando por la pista a 25 nudos (28 millas por hora).

“Ha sido otro hito emocionante para nuestro equipo y el programa. Nuestro equipo fue capaz de demostrar el control direccional del suelo con la dirección del cambio de morro, y nuestros sistemas de frenos se ejercitaron con éxito en la pista. Nuestra primera prueba de rodamiento a baja velocidad es un paso muy importante hacia el primer vuelo de la aeronave”, asegura George Bugg, gerente del programa de aviones de Stratolaunch Systems Corp.

Una vez finalizadas estas pruebas, se comenzarán la siguiente fase de rodaje, que incluirá mayores velocidades.

Hace unos pocos meses, el Stratolaunch protagonizó muchos titulares de prensa, cuando salió por vez primera fuera de su hangar, a fin de ser sometido a pruebas relacionadas con el almacenamiento de combustible. Esto marcó la finalización de la fase de construcción inicial del avión y el comienzo de la fase de pruebas en tierra y en el aire.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *