El IFT definió que Uno TV es un portal de Internet y que sus operaciones no violan el título de concesión de Telmex. La decisión beneficia a AMX en su deseo de llegar a la TV de paga, apoya indirectamente a proyectos como Chivas TV y golpea los argumentos de Televisa.

UnoTV seguirá ofreciendo contenidos através de Telmex

347 0

Agencias / InsurgentePress / Ciudad de México.- El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió un dilema que había tardado casi una década en definirse, desde el año 2008. La noche del miércoles, el regulador determinó que Uno TV es un portal de contenidos en Internet al que se puede ingresar desde distintas redes de telecomunicación además de Prodigy Infinitum y que, por tanto, no vulnera el apartado 1.9 del título de concesión de Telmex, el cual prohíbe expresamente a la telefónica ofrecer cualquier servicio de televisión en México.

La resolución del IFT, calificada por expertos consultados como “jurídica y técnicamente pura”, además de “allanar” el camino de Teléfonos de México a la televisión de paga, también da certeza a futuros proyectos de transmisiones en vivo por Internet, y de alguna manera “salpica” a la estrategia de Grupo Televisa sobre su desempeño en la televisión de paga.

“La resolución (del IFT) es un argumento jurídico bien razonado: Uno TV sí transmite contenidos, no sólo son datos que cursan por la red, y los contenidos son característica de la TV. Pero lo que vemos se transmite por las plataformas de telecomunicación, porque no corren por una señal abierta; para que puedan ser recibidas se necesita de una conexión a Internet y no es TV de paga, porque quien puede ingresar a Uno TV sólo debe tener acceso a la red, sea abonado de AMX o no; no debe estar forzosamente suscrito a esa plataforma. Habrá argumentos jurídicos a favor y en contra, pero esta decisión del IFT está bien razonada”, explicó Agustín Ramírez, abogado especializado en telecomunicaciones del despacho de consultoría Aura Boros.

La polémica sobre la naturaleza de Uno TV se agudizó en el año 2011, cuando esta plataforma comenzó a transmitir contenidos relacionados directamente con los Juegos Panamericanos de Guadalajara, lo que llevó a las televisoras a inconformarse legalmente. Un juez resolvió después que Uno TV, controlado por Telmex, debía frenar esas transmisiones en tanto se definía la naturaleza de su operación, pero la notificación llegó cuando los Panamericanos ya habían terminado y entonces el caso siguió su camino en la autoridad reguladora.

Ahora, el IFT determinó que la existencia de Uno TV no supone una violación al título de concesión de Telmex, con lo que no habrá fantasmas que les quiten el sueño a estas empresas filiales del grupo América Móvil a la hora de transmitir contenidos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, en agosto próximo.

Para Ramiro Tovar Landa, experto del ITAM en materia de telecomunicaciones, la decisión del IFT es “una buena noticia” para los proyectos de streaming en México.

“Es un hito, porque más allá de Uno TV, se reconoce que hay un libre acceso para emitir señales de video en tiempo real o pregrabadas por las redes, reconociéndose entonces la realidad tecnológica y la realidad del mercado, además de que se protege la neutralidad de la red al asegurar la entrada de nuevos participantes que lleguen a las redes. Esta es una señal que no es más que un efecto competitivo para lo que venga”, dijo Tovar Landa en referencia a proyectos como Chivas TV y las transmisiones por Periscope.

Las opiniones de los analistas coinciden con la postura del IFT al respecto de que a Uno TV se puede ingresar a través de redes de telecomunicación de Megacable, Izzi Telecom, Axtel, Maxcom, Totalplay y de otras tantas empresas más.

“Después de muchos años se consideró que no hubo violación, porque [Uno TV] es un portal de Internet que implica la posibilidad de acceder a contenidos a través de cualquier red: Izzi, Megacable o cualquier otra. Es un portal de Internet y eso no es la prohibición prevista en el título de concesión”, defendió así Gabriel Contreras, presidente del IFT, la determinación del regulador.

Con la definición sobre la naturaleza de este portal de Internet, América Móvil puede concentrarse ahora en su estrategia de defensa al respecto de la investigación sobre la alianza comercial Telmex-Dish, luego que el IFT investiga si Teléfonos de México, como agente económico preponderante, se benefició indebidamente de la gratuidad de retransmisión de señales de televisión en la plataforma de Dish. De encontrar estos indicios, en el peor de los escenarios, Telmex enfrentaría la revocación de sus permisos de operación.

Pero esta decisión también afecta los argumentos de Televisa en televisión de paga, dijo Abel Hibert, ex comisionado de la desaparecida Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones). “La decisión es una presión para Televisa en dos frentes: ahora tiene a Telmex más cerca de ofrecer televisión y tiene un argumento menos contra ellos. Televisa seguramente impugnará esta decisión a través de sus empresas”, expuso.

“Si el IFT hubiera dicho que (Uno TV) es TV de paga, hubiera sido una grave equivocación; sería un desconocimiento total de las plataformas y Grupo Televisa tendría más argumentos para decir que no es dominante en TV de paga y eso generaría una mayor concentración de Televisa y en general eso no ayudaría para nada a la televisión de paga. Por eso debe reconocerse que el IFT aplicó un razonamiento técnico puro”, afirmó Agustín Ramírez, del despacho Aura Boros.

Hace sentido pensar que Uno TV se encarrile ahora en convertirse en la marca comercial con la que Telmex puede llegar a la TV de paga en México, coincidieron los expertos, pues es una plataforma con demasiado posicionamiento de marca como para ser desaprovechada por América Móvil.

Pero antes de que AMX llegue a la televisión restringida por cualquier vía, el regulador deberá poner atención en el funcionamiento de las regulaciones asimétricas impuestas a la compañía, porque, por satélite o por redes fijas, América Móvil es un importante jugador en la industria de trasmisión de contenidos.

“Este es el primer paso para Uno TV. Ya veremos cómo reacciona el mercado y cuánto tuvimos razón. Ellos pueden ser una (nueva) marca en un sector tan rezagado en tarifas accesibles y concentración de mercado”, añadió Abel Hibert.

Mientras, “[Telmex] queda a la espera de nuevas decisiones de mayor habilitación en su ingreso a la televisión, como las que podrían venir -más temprano o más tarde- con la evaluación de su cumplimiento de la obligaciones de preponderancia.

“La decisión constituye un paso adelante para América Móvil. Por un lado consolida una plataforma en la que ya está prestando servicios de video, en la que puede seguir volcando y desarrollando contenidos propios de fácil complementación con los que ya presta a través de Clarovideo”, escribió en un correo electrónico Gustavo Fontanals, analista en telecomunicaciones de la Universidad de Buenos Aires.

No hay que olvidar que AMX ya es el principal operador de TV de paga de la región, que viene avanzando con fuerza en la generación y contratación de contenido audiovisual, y que ha anunciado su intención de desembarcar en forma plena en ese negocio en México. Está a la espera de que llegue el momento para dar el salto completo”, agregó Fontanals.

Ramiro Tovar, del ITAM, estimó también que el ingreso de Telmex a la televisión restringida “ocurrirá más temprano que tarde” y el anuncio del IFT sobre Uno TV es una señal de que si América Móvil cumple con sus regulaciones asimétricas, el regulador tendrá que atender las solicitudes de la compañía en TV de paga:

“Esto de Uno TV no es sólo sobre Uno TV, manda más señales. Mientras, incluso, pueden pensar que esa puede ser su marca en TV de paga; no haría mucho sentido en cambiarla. La decisión del IFT puede darles emoción. Al menos esta fase ya fue superada”.