Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3839

Unos 300 centroamericanos como sardinas en camiones en Tamaulipas y Veracruz

64 0

Redacción

Ciudad Victoria, Tamaulipas, 3 febrero 2018.- Dos camiones de carga que llevaban 198 migrantes centroamericanos fueron interceptados en un puesto de revisión en el noreste de México y otros 103 migrantes fueron detenidos en el este del país, informaron este sábado autoridades mexicanas.

Provenían de Honduras, Guatemala y El Salvador, entre los migrantes había niños.

En Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos (noreste), se encontró que había personas en la caja de dos tráilers la madrugada de este sábado, en una inspección con escáneres en un retén del Ejército en la localidad de Oyama.

Los centroamericanos -103 hondureños, 76 guatemaltecos y 19 salvadoreños- quedaron bajo resguardo del Instituto Nacional de Migración (INM). Tres personas fueron detenidas por presunto tráfico de migrantes.

De acuerdo con un comunicado del INM, los centroamericanos, entre ellos 79 niños, de los cuales 24 viajaban solos, iban en los camiones “en condiciones de hacinamiento, insalubridad, sin ventilación adecuada, y sin agua ni alimento”.

“De acuerdo a los relatos de los migrantes, su viaje comenzó desde el estado de Tabasco, pasando por Veracruz para llegar a Tamaulipas”, informó el organismo.

En el otro operativo, realizado el viernes en los límites entre los estados de Veracruz y Puebla, el grupo de migrantes estaba conformado por 83 hondureños, 14 salvadoreños y seis guatemaltecos, entre ellos dos niños.

Los migrantes también iban en un camión, que fue revisado en la carretera entre Orizaba y Tehuacán, y tenían signos de deshidratación y asfixia. México es vía de tránsito para decenas de miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que buscan llegar a Estados Unidos y que contratan para hacer el viaje a traficantes de personas.

El año pasado las autoridades mexicanas interceptaron unos 82 mil centroamericanos para repatriarlos a su país o concederles refugio cuando lo solicitan y logran demostrar que sus vidas corren peligro al volver.