Mexico City
27°
nubes rotas
humidity: 9%
wind: 4m/s SE
H 27 • L 7
Weather from OpenWeatherMap

Suspenden orden de aprehensión a ‘El Sardinero’

La Juez de Primera Instancia en el Estado de México, Martha Salgado Román, ordenó suspender la orden de reaprehensión girada contra Saúl Israel Delcompare Martínez, como parte del juicio iniciado hace 7 años en su contra; en este juicio ni siquiera se ha probado el delito de abuso de confianza y menos responsabilidad del acusado en el supuesto delito que se denunció.

La notificación, fue entregada al Fiscal General del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, según consta en la causa penal número 122/2015, por lo que ahora la justicia Federal, deberá dictar sentencia en el amparo directo presentado por los actos inconstitucionales cometidos por La Magistrada titular de la Sala Unitaria Penal de Tlalnepantla, mismos que violaron los derechos humanos de Saúl Delcompare.

En el oficio aquí adjunto, el Juzgado Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Tlanepantla, ordena al Fiscal Alejandro Jaime Gómez Sánchez que “gire instrucciones al personal a su digno cargo para que procedan a la suspensión de la ejecución de la orden de aprehensión”, contra Delcompare.

El oficio está fechado y recibido el 14 de febrero, y es parte de las actuaciones en el Amparo competencia ya de la jurisdicción Federal.

Con esta suspensión otorgada de plano y hasta en tanto no se resuelva el amparo directo, sobresale la sentencia dictada previamente en el juicio referido, en la que se absolvió a Saúl Delcompare Martínez de toda responsabilidad penal del supuesto delito de abuso de confianza por 22 millones de pesos, denunciado por José Gerardo Domínguez Flores, de la empresa El Sardinero, propiedad de Jorge Carlos Fernández Frances.

Así tras siete años, y luego de la sentencia absolutoria, nuevamente se emite un acto a favor del procesado; contrario a los interéses de la multisancionada empresa El Sardinero, misma que en otros procesos de orden administrativo ha incumplido las leyes federales y de diversos Estados de la República al cometer anomalías en las licitaciones públicas en las que participa.

El dueño de El Sardinero, Jorge Carlos Fernández Frances cobró notoriedad pública por circular su auto Ferrari en Europa, con placas sobrepuestas de la Ciudad de México, correspondientes a un Golf 2003, evadiendo pagos de tenencia y otros derechos.

El Sardinero

Desde hace por lo menos cuatro años circula por las calles de París, Barcelona y Roma un Ferrari 458 Italia con placas sobrepuestas del DF.

Esto le permite a su dueño evadir impuestos y derechos tanto en México como en la Unión Europea. El auto porta la matrícula 415-SYL que, en realidad, pertenece a un Golf modelo 2003, de acuerdo con los registros vehiculares del GDF.

Según los archivos del Repuve, el Golf está a nombre de El Sardinero.

El presidente de esa compañía es Jorge Carlos Fernández Francés, un amante de los vehículos deportivos de lujo. En 2011 y 2012 , participó en Italia en una carrera de exhibición con el Ferrari de las placas sobrepuestas.

Según cálculos extraoficiales hechos por funcionarios de la Secretaría de Finanzas del DF, un vehículo de esas características debería pagar una tenencia de alrededor de 200 mil pesos anuales, ya que su precio es de entre 4 y 4.5 millones de pesos.

Pero al no tenerlo registrado y circular con placas sobrepuestas evade todo tipo de regulación. El auto fue visto en octubre en las calles de Barcelona. Además, estuvo en el Circuito de Montmeló con el 652, número con el que participó en un rally.

El Ferrari fue visto hace unos días a las puertas del exclusivo hotel Mandarin Oriental, en el 370 de Rue Saint-Honoré, a una cuadra de la Plaza Vendóme y muy cerca del Museo de Louvre.

En realidad, las andanzas por Europa de este Ferrari chilango se remontan, por lo menos, a 2011 cuando participó con el número 652 en la edición anual del Tributo Ferrari a la Mille Miglia.

Se trata de un recorrido por diversas ciudades italianas previo a realización de la carrera de las mil millas, uno de los rallies con mayor tradición en Europa, similar a la Panamericana que se corre en México con autos clásicos.

Con las placas sobrepuestas, el Ferrari hizo el histórico recorrido que va desde Brescia hasta Roma y de regreso, pasando por Rimini, Modena, Parma y Monza, entre muchas ciudades.

El dueño del Ferrari que circula en París con placas mexicanas sobrepuestas actúa como un delincuente, de acuerdo con Charles-Henri de Choiseul, jurista y presidente del Observatorio Geopolítico de las Criminalidades.

“Ese comportamiento corresponde más bien al comportamiento de un delincuente de menor calibre. Por ejemplo, alguien que logró comprar ese vehículo con dinero mal habido y que no quiere que se le relacione (con ello)”, señaló.

“Pero no es necesariamente un extranjero. Puede ser un francés, o un europeo, que por cuestión de evasión de impuestos, o para declarar su Ferrari, consiguió placas falsas, en este caso placas falsas mexicanas”, estimó.

Francia sufre actualmente el creciente tráfico de placas falsas, vinculado por lo regular con delitos menores, como evitar el pago de multas o circular sin licencia de conducir.

De Choiseul considera que, para esclarecer este tipo de casos, las primeras investigaciones deberían ser realizadas por las autoridades mexicanas, ya que el tráfico de placas falsas parte de México y después las autoridades europeas.

Un juez de amparo dejó sin efectos la sanción administrativa que aplicó la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra la Comercializadora El Sardinero, SA de CV, empresa dedicada a la venta de alimentos, sobre todo de canastas y despensas navideñas.

En diciembre de 2014, la SFP inhabilitó por dos años y cinco meses a la empresa para realizar contrataciones con dependencias y entidades públicas, y le aplicó una multa por 672 mil 900 pesos por falsear datos en un procedimiento de licitación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, Comercializadora El Sardinero interpuso un amparo ante el Juez Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal, cuya resolución fue publicada por la SFP en el Diario Oficial de la Federación el pasado viernes.

El fallo emitido por el juez ordena al IMSS dejar sin efectos la resolución del 22 de diciembre de 2014 mediante la cual inhabilitó a la empresa por el plazo de dos años cinco meses y 29 días para presentar propuestas y celebrar contratos con dependencias de la Administración Pública Federal y entidades federativas que utilicen recursos federales.

También ordenó dejar sin efectos la multa por 672 mil 900 pesos, así como la publicación en el Directorio de Proveedores y Contratistas Sancionados de la SFP en la que se señala a la Comercializadora como una empresa sancionada.

Con ello, la empresa ya puede realizar contrataciones públicas con entidades de la APF así como con estados de la República que utilicen recursos federales.