“La nube” es sólo el ordenador de otra persona

Soluciones inteligentes para el medio ambiente

97 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- Los avances tecnológicos de los últimos años han dado lugar a un fenómeno peculiar, en donde múltiples soluciones y dispositivos son denominados “inteligentes”; pues pueden tomar decisiones racionales y acertadas de forma automática. La gran mayoría de estos sistemas se encuentran en el sector de las telecomunicaciones, pero existe un aspecto en donde pueden ser explotados significativamente: el medio ambiente.

Una de las principales consternaciones en el ámbito ecológico es la producción y uso de las energías “sucias” o convencionales: los motores de combustión utilizados para propulsar la amplia mayoría de los vehículos o para generar la electricidad usada en nuestros dispositivos u hogares dejan una huella de contaminación en la atmósfera, la cual crece a una velocidad considerable.

Han surgido múltiples formas para contrarrestar este efecto. Entre los métodos más notables está la búsqueda de energías renovables o limpias, pero también se han realizado grandes esfuerzos para optimizar y sacar el máximo provecho de nuestra producción energética actual. Con esto, se puede reducir de forma efectiva y rápida nuestra huella ecológica dañina en el corto y mediano plazo. En este contexto entran las soluciones inteligentes para el medio ambiente.

La tecnología habilita la raza humana a llevar vidas más confortables, pero también responsables ante el equilibrio ecológico del planeta

Sistemas como la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado actualmente son operados de manera manual, y aunque no siempre deben permanecer encendidos o a su máxima capacidad para cumplir su tarea, muchas veces se les deja constantemente en función por falta de tiempo, atención o conciencia. Si se utilizaran procesos inteligentes para su manejo, no solo se reduciría su consumo eléctrico: también se podría atender de mejor manera a las personas para disfrutar sus beneficios.

Algunas compañías ya han comenzado a experimentar con estas alternativas. Resalta el caso de Trane, un proveedor internacional de sistemas de confort interior. A través de la automatización de edificios, principalmente en el sector turístico y hotelero, esta compañía logra tres objetivos a la vez: reducir el impacto ecológico del uso de energía, optimizar los costos eléctricos de los negocios, y mejorar la satisfacción de los usuarios finales.

Con estas soluciones ecológicas, se pueden emprender proyectos integrales de subsistencia para el medio ambiente en edificios industriales, residenciales o comerciales. Aunque los ejemplos más fáciles de identificar son el aire acondicionado y los sistemas de ventilación, cualquier proceso de control de temperatura, humedad y velocidad del aire puede optimizarse en beneficio del planeta y la permanencia de los seres humanos.