Segundo Diplomado del ONMPRI destaca la democracia paritaria en el sistema político mexicano

110 0

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 2 de julio del 2017.- En la segunda sesión del Segundo Diplomado del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) en Chiapas “Mujeres y liderazgo político con perspectiva de género”, se trató sobre las legislaciones que impulsan y fortalecer el liderazgo político de las mujeres y su empoderamiento en procesos electorales.

En una plática amena, la ponente invitada, la maestra Adriana Villatoro, dejó en claro que la democracia paritaria se compone de por igual de hombres y mujeres, y ambos deben estar representados en porcentajes iguales  en el sistema político.

“Implica que ningún género tenga más de 40% de los cargos o, en su versión radical establece una distribución más radical de 50% a 50%”, señaló en su ponencia “Legislación de los derechos políticos-electorales de las mujeres”.

Hizo un recorrido histórico de las legislaciones en el mundo, América Latina y México que le han dado derecho al sufragio femenino y como se ha plasmado en diferentes legislaturas.

“Existen tres tipos de cuotas. Las constitucionales: Se consagran en las leyes fundamentales de cada país. Legislativas: Establecidas en las leyes electorales y la lista de los partidos políticas: Las cuales se utilizan de manera Voluntaria en sus proceso de selección de cargos internos”, explicó.

La maestra Adriana Villatoro recordó que en América Latina destaca el Consenso de Quito (2007), donde los argumentos que legitiman la paridad, destacan las siguientes:

“Argumento sobre la justicia: Las mujeres representan la mitad de la población y tienen derecho a ocupar la mitad de los espacios de decisión

“Sobre la experiencia; Las mujeres tienen experiencias diferentes, destruidas desde su construcción social, que deben ser representadas

“Sobre las necesidades diferenciadas: Mujeres y hombres tienen hasta cierto punto diferentes y, por lo tanto para que dichas necesidades sean considerada es necesaria la presencia de las mujeres que represente y defiendan la agenda.

“Y sobre modificación de las normas y el contenido de la política: La importancia que las mujeres participen de la política estriba su presencia en igualdad de condiciones con los hombres contribuye a modificar las normas, usos y costumbres  hacer política”.

Sobre las cuotas de género en la legislación electoral plasmados en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales destacan la de 1993, cuando se conminaba a los partidos políticos a promover una mayor participación política de las mujeres; la del 2012, se estableció la obligatoriedad del sistema de cuotas de genero, misma que exigía a los partidos políticos a respetar 70/30 de candidatura de ambos sexos

En 2008 se establece la obligación de los partidos políticos de asignar un porcentaje del financiamiento público destinado al desarrollo del liderazgo de las mujeres y, finalmente, la realizada en diciembre del 2013, la cual obliga a los partidos políticos registrar la mitad de las candidaturas mujeres y la otra mitad hombres (50-50).