Se le arma lío a Fiat Argentina por “Manual del Buen Uso” – InsurgentePress
Como detalla el diario argentino Página 12, el cuadernillo fue creado por la agencia de publicidad Leo Burnett y aunque se dice que el manual era para "capturar el espíritu juguetón de la marca", la idea no fue recibida de forma muy lúdica y amable que ha puesto en graves aprietos a FIAT.

Se le arma lío a Fiat Argentina por “Manual del Buen Uso”

132 0

Agencias / InsurgentePress / Buenos Aires, Argentina.- Así como alguna vez existieron manuales para “ser buenas esposas”, a los representantes de la marca de automóviles FIAT en Argentina no se les ocurrió nada mejor que lanzar un “Manual del buen uso”, un texto repleto de comentarios machistas y estereotipos misóginos.

Esos manuales para ser buenas esposas son de los años 30, pero el de FIAT fue lanzado hace poco, en el año 2015 y eso es lo más grave. El manual, que se supone sería más atractivo para los conductores, indignó a organizaciones feministas y usuarios de Twitter en Argentina.

Como detalla el diario argentino Página 12, el cuadernillo fue creado por la agencia de publicidad Leo Burnett y aunque se dice que el manual era para “capturar el espíritu juguetón de la marca”, la idea no fue recibida de forma muy lúdica y amable.

Una usuaria de Facebook publicó fotografías del manual que ha sido distribuido a los clientes que compran autos de la marca en Argentina desde 2015, y con eso, las redes sociales comenzaron a arder.

Cómo no, si los mensajes que se entregaban eran insólitos: “Si nuestro acompañante es una dama y su falda es muy corta, recomendamos, a favor de mantener nuestra concentración, que viaje atrás” o “El retrovisor no está solo para pintarse, hija”.

La indignación también tiene que ver con esto como un retroceso a todas las campañas anti machismo que se han viralizado en Argentina; principalmente, #NiUnaMenos, que surgió luego de la violación y homicidio de dos chicas trasandinas mientras estaban de vacaciones en Ecuador.

Ante esto, la marca decidió retirar el manual, pero no por los mensajes que entregaba, sino que “por el impacto que produjo”.