Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3839

Se detectan manipulaciones sínicas en voto vecinal

185 0

Agencia/InsurgentePress, Ciudad de México.- Ni las elecciones vecinales en la Ciudad de México se salvan de las transas electorales.

Aunque los ciudadanos deberían tener la última palabra en el destino de 850 millones de pesos, en realidad esos recursos se repartirán, en algunos casos, entre irregularidades.

De acuerdo con recorridos de REFORMA, la compra del voto permeó en la elección tanto de Comités Ciudadanos como del Presupuesto Participativo 2017, donde están en juego los recursos que se aplicarán a obras vecinales.

Con listados nominales, de planillas de comités y de proyectos de las colonias en mano, operadores de líderes de ambulantes acarrearon ayer a habitantes de las Delegaciones Cuauhtémoc, Coyoacán e Iztapalapa a las urnas itinerantes del Instituto Electoral local (IEDF).

En recorridos en siete casillas, se pudo constatar que la operación era la misma: vecinos que llegaban en microbuses y taxis y que eran conducidos por su líder hasta las mamparas donde sufragaban vía electrónica.

Este método para votar fue válido hasta ayer.

El domingo se realizará la elección en casillas.

En el Hemiciclo a Juárez, dos operadores, identificados como “Polo” y “Tere” hacían llamadas, atendían preguntas de los votantes y ofrecían dinero, despensas e inclusión en programas sociales.

Debido a la saturación en el sistema de votación, los líderes movilizaron a las personas a otras casillas en Peralvillo, Santa María la Ribera y el Ángel de la Independencia.

En este último lugar, la estrategia de los allegados a las lideresas Alejandra Barrios y Diana Sánchez Barrios era similar.

Ahí, REFORMA observó a los operadores entregar dinero en efectivo, mientras videogrababan las filas de votantes y se comunicaban con radiocomunicadores.

En Coyoacán, locatarios del mercado de La Bola y personal del IEDF detectaron la coacción.

“Uno los ve y, si cumplen los requisitos, no podemos impedirles votar ni preguntarles por qué vienen en grupos. Mucho menos ahora que no tuvimos apoyo de policías”, indicó un funcionario de casilla.

En Iztapalapa, en microbuses de la Ruta 9 fueron trasladados los acarreados, en su mayoría personas de la tercera edad.

“Hasta los funcionarios se están prestando al juego de Dione (Anguiano, Delegada). Vienen, los traen y se los llevan en los camiones, y al rato los traen otros”, acusó Rocío Hernández, representante de una planilla en Cabeza de Juárez.

Vendedores ambulantes liderados por Alejandra Barrios y Diana Sánchez Barrios, que saturaron los módulos del Hemiciclo a Juárez y el Zócalo, revelaron algunas de las órdenes que recibieron.

Este domingo, cuando se realice la votación en urnas, cada uno deberá llevar a cuatro electores para apoyar a planillas afines.

Informales del Centro Histórico y la Lagunilla explicaron que cada voto debe ir acompañado de una foto.

“Sí va a estar difícil porque hay mucho adulto mayor que no sabe usar el celular, ¿ahí cómo le vamos a hacer?”, dijo un ambulante de la calle de Comonfort.

De rehusarse al acarreo, los comerciantes fueron amenazados con sufrir represalias como el retiro de puestos o cambio de su ubicación.

Ayer fue el último día para llevar a cabo la votación electrónica, la cual se diseñó para aquellos ciudadanos que no pudieran sufragar el domingo.

“Nos avisaron hoy: ‘tiene que ir, tiene que ir’, voluntariamente a fuerzas nos hacen votar”, dijo una comerciante de La Lagunilla que vende accesorios para boda.

Antes de acudir a sufragar, los informales acudieron a la Plaza de Tacuba y a la calle de Perú, donde Barrios tiene oficinas; ahí se les indicó a qué mesa receptora tendrían que acudir.

En Iztapalapa, microbuses de la Ruta 9 llevaron a pobladores de distintas comunidades a los módulos electrónicos que instaló el IEDF.

En su mayoría personas de la tercera edad, los votantes llegaron desde la mañana, y fueron esperados por los choferes en puntos cercanos a las casillas.

En las receptorías de la Calle General Antonio León, Colonia Juan Escutia III, y de Gran Década Nacional, en Cabeza de Juárez, los votantes no supieron decir cómo se enteraron de la votación.

Esta semana, vecinos de Iztapalapa acusaron ante consejeros del IEDF a la Delegada Dione Anguiano y a su sobrina, Karen Quiroga, directora de Prepa Sí, de inscribir a sus familiares en planillas, además de comprar voto y activar claves para el voto por internet en domicilios no oficiales.

Con información de Reforma