Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831

SCT es responsable de helipuerto en la Condesa

162 0

InsurgentePress, Ciudad de México.- Aunque el helipuerto de la Condesa viola el plan de desarrollo en la zona, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no tuvo inconveniente en darle luz verde.

El 19 de julio del 2016, la dependencia federal autorizó esta infraestructura sobre el edificio en Nuevo León 238.

“Esta Dirección de Aeropuertos (dependiente de la SCT) no tiene inconveniente en que se llevan a cabo los trabajos señalados acorde al proyecto presentado”, señaló en un oficio, del cual REFORMA posee copia.

La construcción del helipuerto inició en noviembre de 2016, pero en enero fue clausurado por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y la Delegación Cuauhtémoc, debido a que su edificación violaba el plan parcial de desarrollo.

Sin embargo, el dueño, el empresario poblano Julián Ventosa Aguilera, se amparó para impedir que procediera la demolición.

El documento de la Dirección señala que esa instancia tiene la facultad, según la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el Reglamento Interior de la Secretaría y la Ley de Aeropuertos, de otorgar el permiso de operación.

Para ello, añade, sólo era necesario entregar documentación que probara la capacidad técnica del helipuerto y las declaraciones fiscales de la empresa correspondientes a 2013, 2014 y 2015.

Los requisitos se encuentran desagregados en cinco rubros: capacidad jurídica, administrativa, técnica, financiera y legal de la posibilidad de usar y aprovechar el terreno.

En el oficio, firmado por Maricruz Hernández García, directora de Aeropuertos, se solicita al interesado en la edificación de helipuerto señalar las dimensiones de la plataforma, así como la distancia de ésta con obstáculos o edificaciones cercanas, indicando la altura de las mismas.

Tras el sismo del 19 de septiembre, el inmueble de nueve pisos, azotea y la plataforma aérea dañó la estructura de dos edificios aledaños.

Ahora, el Gobierno capitalino prevé demolerlo en un lapso de 8 a 10 semanas para evitar algún colapso.

De acuerdo con un dictamen del Instituto para la Seguridad de las Construcciones, realizado el lunes luego de una inspección al edificio de oficinas, primero se deberán apuntalar los pisos 4, 5 y 6 para poder retirar la estructura.

Con información de Reforma

Da tu opinión