Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831

Quema madre viva a hija por matrimonio sin permiso en Pakistán

158 0

Agencias/Lahore.- Una mujer paquistaní fue arrestada el miércoles tras rociar a su hija con queroseno y quemarla viva, presuntamente porque la muchacha desafió a la familia y se casó con un hombre por amor.

El funcionario policial Sheikh Hammad dijo que el asesinato ocurrió en la ciudad de Lahore, centro cultural del país, y que la madre fue arrestada el mismo día.

La arrestada, Parveen Rafiq, confesó haber amarrado a su hija de 18 años Zeenat Rafiq a un catre, tras lo cual, con ayuda de su hijo, Ahmar Rafiq, roció el queroseno sobre su hija y le prendió fuego, dijo Hammad.

La joven asesinada en Lahore, Zeenat Rafiq, se había casado el mes pasado ante un magistrado con un mecánico de motocicletas, Hasan Khan.

Hace tres días, dijo, la madre y un tío de la muchacha la visitaron para tratar de convencerla a regresar a la casa y repetir la ceremonia de matrimonio en la forma tradicional familiar, en lugar de ser vista toda su vida como alguien que se escapó con su amante.

Khan, el esposo, le dijo a Geo News TV, que Zeenat temía que la iban a matar.

En un caso similar, la semana pasada la maestra Maria Bibi fue agredida y quemada por no casarse con un hombre mucho mayor que ella. Antes de morir, se las arregló para hacer una declaración a la policía y denunciar que cinco hombres irrumpieron en su casa, la sacaron a rastras y le prendieron fuego.

El principal sospechoso en ese caso —el padre del hombre con quien ella se negó a casarse— está arrestado, junto con los otros cuatro.

En mayo, la policía arrestó a 13 miembros de con concejo tribal local que estrangularon a una muchacha y la quemaron por ayudar a una amiga a escaparse con un hombre. El cuerpo calcinado de Ambreen Riasat fue hallado en una furgoneta incendiada.

Casi mil mujeres son asesinadas cada año en Pakistán en los llamados “crímenes de honor” por violaciones de estrictas normas de amor y matrimonio.