Mexico City
25°
cielo claro
humidity: 16%
wind: 3m/s ENE
H 25 • L 8
Weather from OpenWeatherMap

Priistas forman un frente para exigir la salida del senador Roberto Albores de la dirigencia estatal

Redacción

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 10 marzo 2017.-Ex presidentes del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, dirigentes regionales del tricolor y destacados militantes del priismo chiapaneco exigieron hoy la renuncia del senador Roberto Albores Gleason a la dirigencia estatal del PRI en el estado.

Los priistas decidieron formar un frente en contra del senador Albores Gleason para lograr su salida de la dirigencia partidista, pues aseguran que Roberto Albores abandonó el trabajo partidista a tal grado que el PRI se “está desmoronando”.

Ex presidentes de la dirigencia estatal del PRI pidieron al líder nacional del priismo Enrique Ochoa Reza se emita convocatoria para renovar dirigencia y pidieron transparencia de las prerrogativas.

En la reunión, representantes de organizaciones de la sociedad civil se pronunciarán a favor de José Antonio Aguilar Bodegas, como precandidato a la gubernatura de Chiapas por el Partido Revolucionario Institucional.

Aguilar Bodegas fue candidato de la Alianza por Chiapas PRI-PVEM a la gubernatura de Chiapas en el año 2006, y actualmente es Secretario del Campo, en el gobierno de Manuel Velasco Coello.

José Antonio es oriundo de Tapachula, nació el 28 de diciembre de 1949 y es Licenciado en Relaciones Industriales, egresado de la Universidad del Valle de México y tiene una Maestría en Administración Pública en la misma universidad.

Fue Presidente Municipal de Tapachula, Diputado Federal en la LVII Legislatura, Diputado en el Congreso de Chiapas y Senador de la República por su estado durante la LIX Legislatura (2000-2006).

El 6 de abril de 2006, Aguilar Bodegas fue postulado como candidato de su partido a la Gubernatura de Chiapas en las Elecciones de 2006. Por una diferencia de apenas 6 mil 282 votos, su contrincante Juan Sabines Guerrero, candidato de la coalición PRD-PT-Convergencia, ganó la elección, pero fue por una escandalosa y turbia manipulación de votos orquestada por el exgobernador Pablo Salazar Mendiguchia y el Instituto de Elecciones de Chiapas, mismo que se prestó a una abultada anulación de votos contra Aguilar Bodegas, y una persecución de personajes que lo habían apoyado en su campaña política.

Aún con la anulación de votos en su contra, Sabines Guerrero apenas logró un margen de ventaja del 0.57 por ciento, lo que significó prácticamente una elección casi empatada, sólo que Aguilar Bodegas tuvo en su contra todo el peso del gobierno de Pablo Salazar.