Prevén ampliar duración de rondas para renegociación de Tlcan

200 0

Agencias

Ottawa, Canadá, 17 octubre 2017.-La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) podría extenderse hasta febrero de 2018, pese a los ingentes esfuerzos de Estados Unidos y México para acelerar las discusiones, destacan hoy medios de prensa canadienses.

Una fuente gubernamental que pidió el anonimato, explicó a la cadena CBC News que los lapsos de cinco días que habían tendido hasta ahora las distintas rondas de diálogo podría extenderse a siete, o incluso 10 días, dependiendo del progreso en la mesa de negociaciones.

Este martes debe concluir en Arlington, en el estado norteamericano de Virginia, la cuarta ronda de renegociación del Tlcan la cual dio inicio el día 11.

Con anterioridad, cada una de las capitales de los países que integran el acuerdo -Estados Unidos, México y Canadá-, acogieron las tres primeras citas durante agosto y septiembre.

El breve periodo entre cada reunión, de apenas unas dos semanas, obedece a que Washington y México aspiran a que la renegociación del pacto concluya antes del 31 de diciembre.

Para el año próximo están programadas las elecciones presidenciales mexicanas y los comicios legislativos estadounidenses, eventos que a juicio de expertos centrarán la atención de ambos gobiernos y hará decrecer el interés en solventar la renovación del pacto económico trilateral surgido en 1994.

No obstante, el alargamiento de las rondas de diálogo no derivará necesariamente en un mayor interés de las partes negociadoras, apuntó la fuente.

Cada vez las conversaciones se han vuelto más difíciles, sobre todo durante la actual ronda debido a las demandas de Estados Unidos para que Canadá y México eliminen protecciones a sus productos, algo que estas naciones consideran inaceptable y más allá de la línea roja permisible.

Durante las reuniones en Arlington, algunas de las exigencias de Washington apuntaron a fijar una proporción de contenido estadounidense en el sector automotriz y la terminación automática del Tlcan cada cinco años a menos que las tres naciones notifiquen con seis meses de antelación su interés en mantenerlo.

Asimismo, propuso una cláusula sobre restricciones en la contratación pública, un plan para contrarrestar el mecanismo de resolución de disputas y obtener un mayor acceso al mercado de productos lácteos canadiense.

Según CBC News, el gobierno de Donald Trump arrojó un puñado de píldoras envenenadas sobre el tapete, si bien miembros de la delegación estadounidense se muestran incómodos con las mismas propuestas que les ha tocado presentar.

También parece haber una cierta confusión acerca de la visión general de Estados Unidos sobre el Tlcan y quién está realmente dirigiendo la estrategia para reformarlo, analizó.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, es el encargado de dirigir el proceso por parte de esa nación; sin embargo, fue obviado de la reunión de la semana pasada en la Casa Blanca entre Trump y el primer ministro canadiense Justin Trudeau, quienes analizaron el rumbo de las negociaciones.

Su lugar fue ocupado por Wilbur Ross, secretario de Comercio, recordó el medio de prensa.