Policías poblanos hacen ‘club de la pelea’ con indigentes

101 0

Redacción / InsurgentePress / Puebla, Puebla.- Dos policías municipales de Puebla fueron evidenciados en un video, cuando detuvieron y obligaron a un indigente a pelear contra otro uniformado a cambio de su libertad.

En la grabación difundida se puede observar al hombre en situación de calle vestido con una camisa roja, pelear contra un policía sin camisa.

Según la denuncia anónima, este vagabundo ha sido reportado tanto con las autoridades policíacas como con la presidenta auxiliar, Flor Lázaro Martínez.

El indigente, que es acusado del delito de robo en Ignacio Zaragoza, fue detenido por los dos agentes, quienes lo subieron a la patrulla y llevaron a un terreno baldío.

Sin embargo, ninguna de las dos partes ha hecho nada para solucionar el problema sino, todo lo contrario.

Los vecinos de la zona aseguran que, pese a que en múltiples ocasiones el delincuente ha sido reportado, las autoridades han hecho caso omiso.

Cuando este indigente de nombre desconocido, es arrestado, lo único que pasa es que es subido a una patrulla, luego es llevado a un terreno baldío y ahí, supuestamente, Gabriel Méndez obliga a uno de sus elementos a sostener una pelea con el vagabundo -el cual dicen, es “bueno para los golpes”-.

Una vez que termina el enfrentamiento, el sujeto es liberado y regresa al lugar donde suele delinquir para gritar: “ya regresé para romperles la ma…, gente culera. Hasta a los mismo polis que sólo me hacen pelear con ellos para que me suelten y aquí estoy de regreso, pinches policías”.

Pero no sólo de esta situación son acusados el oficial y suboficial en mención, sino también de dormir en horas de trabajo y en el caso de Méndez Merino, de presuntamente ingerir bebidas embriagantes en horas labores y portando el uniforme.

Al respecto la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), aseguró que ya abrió el expediente número UAI/DMC-129-2/JA/2016 para llevar a cabo las investigaciones correspondientes en contra del oficial Gabriel Méndez Merino y del suboficial Arturo Juan Chino por sus actos.