Tras los hechos ocurridos en la capital tamaulipeca, se presume una “guerra” por el control entre grupos delincuenciales

Piden a Sedena indemnice a familiares por daño moral

242 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- Familiares de una pareja ejecutada en 2010 por militares en Nuevo León, exigen a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) una indemnización de 90 millones de pesos, pues los soldados involucrados en el homicidio los acusaron de pertenecer a un grupo del crimen organizado.

Rocío Elías Garza y su esposo, Juan Carlos Peña Chavarría, murieron el 3 de marzo de 2010 en el municipio de Anáhuac, al quedar en medio de un enfrentamiento entre sicarios y elementos de la Séptima Zona Militar.

De acuerdo con el diario Reforma, el matrimonio fue sorprendido por una ráfaga de fuego mientras conducían rumbo a su domicilio, por lo que decidieron resguardarse dentro de su automóvil. Cuando el tiroteo terminó, Rocío y Juan Carlos solicitaron auxilio a los soldados, pero fueron ejecutados a quemarropa y la escena del crimen fue alterada.

Una exhaustiva investigación concluyó que los militares alteraron la escena del crimen y falsearon sus declaraciones ministeriales, por lo que en julio de 2015, Juan Ortiz Bermúdez, soldado cabo, fue sentenciado a 18 años de prisión por homicidio simple.

Sin embargo, el pasado 31 de mayo la defensa de las víctimas acudió a las oficinas de la Sedena para presentar una demanda por daño moral de 90 millones de pesos, al afirmar que la actuación de militares mancharon el honor del matrimonio Peña-Elías.

La naturaleza y características de la violación al prestigio y buen nombre de las víctimas atenta gravemente contra su imagen y honor, pues los elementos del Ejército Mexicano que ratificaron la denuncia, realizaron falsas imputaciones contra dos personas fallecidas”, argumentaron los representantes legales de los afectados en un documento oficial.