Peña Nieto atestigua primer contrato de Pemex con empresa privada para extracción de crudo

164 0

Redacción

Ciudad de México, 3 marzo 2017.-El presidente Enrique Peña Nieto atestiguó la firma del primer contrato entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y una empresa privada para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas profundas del Bloque Trion.

La firma se celebró en la residencia oficial de Los Pinos, donde el primer mandatario subrayó que la reforma energética abre posibilidades al sector privado, pero le da una gran oportunidad a Pemex para modernizare y fortalecerse.

“Estamos atestiguando un momento bien importante y relevante de la transformación que México está viviendo, particularmente en el sector energético”, al haber propiciado un parteaguas entre el modelo de producción del sector energético que existía en el pasado.

Se está incursionando en un nuevo modelo “con responsabilidad, con audacia y dejando atrás el rezago en el que el país se había insertado, al haber aplazado por muchos años este cambio estructural tan importante”, expuso.

Dijo que gracias a esta reforma se comprometieron inversiones por 70 mil millones de dólares en todo el sector energético, por lo que “con seguridad y firmeza México se mantendrá como un polo de atracción, de inversión y de crecimiento a empresas globales”.

La industria petrolera mexicana y Pemex se verán fortalecidos con la participación de 48 empresas provenientes de 14 países que ya han invertido recursos en esta industria, dijo en el acto en el que signaron el contrato Pemex, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la empresa BHP Billiton.

Expuso que sólo esta empresa invertirá 11 mil millones de dólares en exploración y extracción de petróleo en el Bloque de Trion, “lo que supera en mucho las inversiones que históricamente tuvimos en décadas recientes”.

Insistió en que los frutos de estas inversiones se van a ver en los años por venir, pero “no por no verse necesariamente en el muy corto plazo íbamos a dejar de atender e íbamos a dejar de asumir una decisión tan trascendental, relevante e importante para el desarrollo de nuestro país”.

Acompañado por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, señaló con este nuevo modelo se dejarán de comprometer recursos del Estado mexicano para dar espacio a que Pemex se pudiera modernizar como empresa productiva.

Se dará espacio a la participación de empresas privadas y de asociaciones de esas empresas con Pemex para producir hidrocarburos, y con ello “recuperar nuestra seguridad energética, nuestra soberanía energética y poder convertirnos en un país altamente productor de petróleo”, indicó.

Entre los logros de Pemex, “la empresa más emblemática del país”, está haber descubierto y desarrollado el complejo Cantarel, con lo que llegó a ser una de las principales petroleras del mundo, pero con el paso del tiempo este yacimiento se fue agotando.

Señaló que en 2004 Cantarel producía dos millones 100 mil barriles de petróleo diarios, y hoy sólo produce 200 mil, por lo que frente a esta situación “México optó por el camino de la transformación”.

“Nunca hay que esperar a que se caiga el árbol para sembrar otro. Había que adelantarse, había que hacerlo con determinación y eso es lo que México se atrevió a hacer”, subrayó Peña Nieto.

De no tener los nuevos instrumentos que le posibilita la reforma energética, Pemex difícilmente tendría la capacidad de modernizarse y se hubiesen tenido que reducir los recursos que atienden temas como educación, salud y seguridad para tener que invertirlos en Pemex.

Esta modalidad de asociación que se inicia con la empresa BHP Billiton ayudará a la paraestatal a complementar inversiones, asumir riesgos, acceder a tecnología de punta y adoptar las mejores prácticas internacionales.

“En un periodo de 10 años, la industria y el sector energético van a ser completamente distintos, pero también Pemex porque la reforma energética le está permitiendo modernizarse y reinvertarse”, enfatizó el primer mandatario.