Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3839

Ofrecen en renta mansión de ‘Nacho’ Coronel en Zapopan, Jalisco

503 0

Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- La finca en la que cayo muerto de 13 impactos de bala tras un enfrentamiento con militares, Ignacio ‘Nacho’ Coronel capo del Cártel del Pacífico hace seis años, ha sido ofrecida a renta de 75 mil pesos mensuales, en Zapopan, Jalisco, informó la Agencia Quadratín.

Quadratín reportó que a través de una página que promociona inmuebles de manera gratuita han sido colocadas las imágenes y propuesta de renta, en el municipio de Zapopan, desde el pasado 7 de septiembre.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) subastó en al menos 10 millones de pesos esa propiedad tras la muerte de ‘Nacho’ Coronel.

En 2013, el SAT subastó la residencia en la que en su momento se decomisaron armas, droga y dinero y la cual en principio tuvo un precio de salida de más de 10 millones de pesos.

La residencia que ocupó ‘Nacho’ Coronel, cuenta con una superficie de mil 800 metros, espacio de estacionamiento para hasta seis vehículos o más, cuatro recámaras con igual número de baños, la habitación principal muy amplia con vestidor, jacuzzi, regadera y además en la parte trasera y delantera cuenta con un patio, recibidor, cocina integral con barra desayunadora, comedor, sala y amplia terraza.

El sitio exhibe varias fotografías en las que se muestra una residencia impecable, contrario al estado en que quedó tras el enfrentamiento de sicarios del Cártel del Pacífico y militares en julio de 2010.

‘Nacho’ Coronel Villarreal, al que también se le conocía como ‘El Rey del Crystal’ y quien era jefe de plaza en Jalisco y el Occidente del país para el Cártel del Pacífico, murió en una refriega con militares, durante un operativo realizado en esa mansión.

La tarde del 29 de julio de 2010, militares entraron a la casa de Ignacio “Nacho” Coronel parecían tener muy claro su objetivo: 12 de los 13 balazos con los que abatieron al capo dieron al blanco en su costado izquierdo, 8 de ellas en la parte superior, buscando el corazón.

La única bala que entró por el lado derecho también fue letal, en el cuello, según revelan las imágenes hasta ahora inéditas que levantó la PGR en el sitio donde quedó tendido boca arriba el cuerpo del narcotraficante, en el descanso de una escalera con maceteros.

Coronel también sufrió 9 escoriaciones, 5 en el costado derecho y 4 en el izquierdo, mismas que pudieron ser causadas por raspones o rozones de bala, de acuerdo con la serie fotográfica de la averiguación previa UEIDCS/348/2010.

La refriega en su residencia de Paseo de los Parques 1464, en Zapopan, Jalisco, dejó 34 casquillos de armas cortas y largas; 13 perforaciones de bala en las paredes; 7 charcos de sangre en pisos y alfombras, y 4 en las escaleras donde terminó recostado el cadáver.

En las imágenes que levantó un perito en fotografía forense, enviado desde el Distrito Federal por la Dirección Ejecutiva de Laboratorios de la PGR, el cuerpo de “Nacho” aparece con unos tenis Nike y un pants blanco Adidas, con las bolsas salidas, esculcadas.

El Ejército dijo que llegó hasta esta mansión por una denuncia anónima y que abrieron fuego contra Coronel en defensa propia, después de haber matado a un soldado al que disparó desde el interior de su recámara.

Repelieron y balearon al nativo de Canelas, Durango, cuando estaba en la habitación, sin quedar claro cómo es que su cuerpo quedó tendido en unos escalones que estaban a varios metros.

This slideshow requires JavaScript.