Muere diputada laborista baleada en Inglaterra

107 0

Agencias/Londres.- La diputada laborista Jo Cox ha muerto tras haber sido apuñalada y tiroteada a plena luz del día en Birstall, West Yorkshire (Inglaterra), según ha informado la jefa de la policía del condado, Dee Collins.

Los paramédicos certificaron la muerte de Jo Cox a la 13:48 de la tarde (14:48 en España), sobre el pavimento y antes de ser trasladada al hospital de Leeds, donde ingresó ya cadáver.

El agresor ha sido identificado como Thomas Mair, vecino local de Birstall. La policía no ha confirmado si tiene algún vínculo con el grupo ultraderechista Britain First. Al menos un testigo ha declarado que le escuchó pronunciar esas palabras (¡Gran Bretaña, primero!) en el momento de cometer la agresión.

La jefa de policía británica afirma que aún están investigando los motivos del ataque. Asimismo, asegura que no están buscando a nadie más y se cree que es un incidente aislado.

A las preguntas de los periodistas, la jefa de la policía asevera que han encontrado armas en el lugar del crimen y que un hombre de 77 años también fue atacado.

La muerte de la diputada del partido de la oposición “es una tragedia”, ha afirmado el primer ministro británico, David Cameron, en su perfil de Twitter.

“Hemos perdido a una gran estrella. Era una diputada comprometida y solidaria. Mis pensamientos están con su marido Brendan y sus dos hijos pequeños”, concluyó.

Un helicóptero medicalizado trasladó a la víctima a un hospital de Leeds desde el lugar donde se produjo el ataque, cerca de la biblioteca de la localidad de Birstall, donde celebraba un acto para dialogar con votantes de la zona.

La agresión armada se produce a falta de una semana para el referéndum de la Unión Europea y plena recta final de las campañas Vote Leave y Stronge In. Boris Johnson, ex alcalde de Londres y líder de Vote Leave, anunció la suspensión temporal de la campaña como señal de solidaridad con la diputada laborista.

El primer ministro, David Cameron, volaba inicialmente hacia Gibraltar para participar en un acto a favor de la permanencia cuando recibió la trágica noticia.

El momento del ataque El ataque se produjo cuando la diputada de 41 años, y madre de dos hijos, salía de la biblioteca local.

La imagen que se muestra a continuación se trataría del hombre de 52 años que ha sido arrestado, según la BBC.

BBC1

Una de las personas que presenció el ataque, Hithem ben Abdallah, narró a los medios cómo un hombre estaba “tratando de controlar” a otro, que llevaba “una gorra blanca de béisbol” y que “de pronto sacó una pistola de su bolsa”.

Tras una breve forcejeo entre ambos, el primer hombre se retiró y la diputada se vio involucrada en el incidente, que duró entre 15 y 20 minutos, según Abdallah.

“Él luchó con ella, forcejeó con ella, y entonces la pistola se disparó dos veces. Ella cayó entre dos coches”, relató el testigo.

Según varios testigos, posteriormente la apuñaló.

Jo Cox está casada con Brendan Cox, un antiguo ejecutivo de la organización Save the Children y era asesor de Gordon Brown, según el diario británico The Guardian.

Un testigo ha afirmado que la diputada de 41 años y madre de dos hijos cayó al suelo sangrando tras el incidente. Es copresidenta del Grupo Parlamentario “Amigos de Siria”.

El agresor

El autor de los hechos ha sido identificado como Thomas Mair, de 52 años y vecino del condado donde ha sido asesinada la diputada laborista.

Una fotografía está circulando por las redes del agresor detenido por la policía. Viste una chaqueta militar con unos vaqueros y unas guantes rojos.

Agresor

Según el diario británico The Guardian, tenía su residencia en Fieldhead en Birstall. Los vecinos del barrio aseguran al mismo diario que el hombre lleva viviendo allí 40 años con una familiar, que murió hace unos años, dejándolo solo en el hogar.

Kathleen Cooke y su hija, Emma John vieron al agresor una hora antes del ataque: “Le vi a través de la ventana y él caminaba tranquilamente llevando una mochila y una gorra. Parecía calmado”.

Otro de los vecinos, Nick Gannon (33), que vivía a dos puertas de Thomas Mair, afirma que le conocía desde hace 10 años. “Estoy conmocionado. Era un hombre muy tranquilo y no nunca hubiese pensado que esto pudiese hacerlo. Era amistoso. Si le saludabas, te devolvía el saludo. No era agresivo ni nada”.