México sin estrategia en renegociación de TLCAN

392 0

Por Dolores Padierna
@Dolores_PL

La agenda de México no fue clara y mucho menos defensora de los intereses nacionales. Los negociadores mexicanos estuvieron dispuestos a ceder en todo para calmar Trump, así lo hicieron en la renegociación de los aranceles del azúcar que afectaron más a México

La ruptura del Tratado de Libre Comercio de América del Norte está en el horizonte, Trump nos obligó a este proceso de negociación y no tuvimos gobierno para crear toda una estrategia de defensa en relación a este tema, afirmó la senadora Dolores Padierna Luna.

“Los negociadores de Estados Unidos ya presentaron la cláusula de expiración que hará que el TLCAN terminé dentro de 5 años y México no hizo nada, esto es a lo que yo le llamo: falta de estrategia”, agregó.

Padierna Luna consideró que desde el inicio, Donald Trump manifestó su preferencia por los tratados bilaterales donde los Estados Unidos llevan mano y todas las de ganar. En las negociaciones multilaterales se diluye su poder de negociación, sobre todo cuando son muchos los participantes. A los adversarios es mejor agarrarlos uno por uno. Y a los otros también porque Estados Unidos no tiene amigos sino intereses.

La también integrante de la Comisión de Comercio del Senado recordó que desde el principio, Trump señaló que el pleito era con México y no con Canadá, país con quien había un comercio “estupendo”. Las deferencias y halagos hicieron mella, pero más la geopolítica: Canadá pintó su raya declarando que defendería sus intereses antes que la amistad con México, pero la Casa Blanca empezó a presionar y a pedir lo que Ottawa no estaba dispuesta a ceder. En esas circunstancias Canadá se decantó por una negociación trilateral para sumar esfuerzo con México. La agenda de Canadá estaba muy clara: defender el capítulo de solución de controversias frente a Trump.

“Por el contrario, la agenda de México no fue clara y mucho menos defensora de los intereses nacionales. Los negociadores mexicanos estuvieron dispuestos a ceder en todo para calmar Trump, así lo hicieron en la renegociación de los aranceles del azúcar que afectaron más a México”, advirtió.

La senadora señaló que esta por concluir la cuarta ronda de negociación y el ambiente se ha hecho más pesado, los negociadores de la Casa Blanca empantanan el proceso con textos que no llevan e iniciativas que sus contrapartes no aceptarían bajo ninguna circunstancia en reglas de origen, solución de controversias, productos agrícolas, condiciones laborales, revisión del acuerdo y otros temas

“La intención de Estados Unidos es de reemplazar el Tratado Libre Comercio por los acuerdos bilaterales, ahora es sólo con Canadá, si México queda fuera del TLCAN, cabe preguntarnos: ¿Cuál es el impacto en la economía, en el empleo, en el crecimiento? ¿Cuánta inversión extranjera directa se perdería? ¿Qué está haciendo el gobierno para afrontar la crisis? ¿Qué plantean de corto, mediano y largo plazo? ¿Cuál será el impacto inflacionario, el devaluatorio? ¿Cuál es el impacto en el costo, el servicio de la deuda externa? ¿Quién va a pagar esos costos, los van a recargar otra vez en Pemex?”, cuestionó.

A consideración de la legisladora, integrante de la comisión de acompañamiento del Senado en la renegociación, la ruptura del TLCAN es también una recomposición geopolítica.

“Si Trump excluye a México del TLCAN, ¿el gobierno buscará un acuerdo bilateral donde México como de costumbre ceda a todas las exigencias de la Casa Blanca?, preguntó.