México: nueva realidad en la lucha contra el narcotráfico

119 0

Especial

Ciudad de México, 24 diciembre 2017.-Mexico vive una nueva realidad con la expansión de los grupos del crimen organizado en pequeñas células autónomas, hoy extendidas por todos los estados en redes de extorsión, robo y trata.

Según los expertos con la muerte o detención de los principales cabecillas de los grandes carteles la estrategia gubernamental y militar no logró ‘detener las acciones de las bañadas criminales, en especial el tráfico de drogas’.

Estiman que se ‘fragmentaron’ y comenzaron a incursionar en nuevos territorios provocando una nueva lógica violenta, multiplicando todo tipo de delito contra las personas.

La Ciudad de México, ‘la apacible y segura’ lo ha dejado de ser. La propia prensa mexicana da a conocer a diario asaltos, asesinatos, control de mercados e incluso en este mes asaltos a metrobús y en el metro subterráneo.

Un estudio publicado en el diario El País, afirma que ‘el supuesto oasis’ que durante años representó la capital azteca frente al crimen organizado ha terminado por evaporarse.

El daño provocado por este mal social llegó a Baja California, la perla turística del Pacífico, reportando en los últimos cuatro años un aumento del 400 por ciento en los asesinatos.

Con una media mensual de más de dos mil homicidios dolosos, México está a un paso de superar los 27 mil 199 reportados en el 2011.

Otros momentos fatales que conmovieron en el 2014 a la sociedad fueron la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y la matanza de civiles a manos del ejército en Tlatlalya. Hechos que siguen sin esclarecer en su totalidad.

Las cifras muestran que la lucha contra el narcotráfico desde el 2006 a la fecha en vez de logros efectivos exacerbo la violencia, aun cuando el ejército fue puesto al lado de la policía y otras estructuras represivas.

Ahora el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha perpetuado el uso policial del Ejército con la entrada en vigor de la llamada La ley de Seguridad Interior.

Dicha legislación es criticada por la sociedad civil, sindicatos y organizaciones de derechos humanos porque establece mantener a los soldados en las calles de manera indefinida y suspensión de los derechos civiles básicos.

En sus marchas y protestas han alertado que la Ley en vez de paz traerá más guerras, asesinatos y muertes en la nación. (Raúl García Álvarez/PL).