Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3839

Le roba cámara Boomer Phelps a su padre en Río

99 0

Reforma/InsurgentePress – Río de Janeiro – Estaba sentado en silencio, con los ojos cerrados, tomando una siesta a la sombra en el patio de un hotel playero cerca del Parque Olímpico.

Había terminado una semana agotadora en los Juegos Olímpicos de Río, repleto de solicitudes de selfies y con las cámaras de televisión siempre apuntando hacia él para mostrarlo en la pantalla gigante de la piscina.

Así es, Boomer Phelps estaba agotado.

El hijo de tres meses del deportista más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos se convirtió en toda una estrella en sus primeras justas. Incluso su papá Michael Phelps necesitó de unos segundos Juegos antes de convertirse en una estrella con sus gestas en la piscina.

Lo único que Boomer tuvo que hacer fue acurrucarse en los brazos de su madre mientras vestía en rojo, blanco y azul y utilizaba unos audífonos para bloquear el ruido.

Y el mundo se enamoró del chiquitín.

“Creo que no nos dimos cuenta que Boomer se convertiría en una estrella”, dijo Nicole Johnson, la prometida de Phelps.

“Como madre, es divertido verlo”.

Boomer también arrasó en las redes sociales. Uno de los artículos favoritos de Johnson fue del Huffington Post, escrito en primera persona imaginándose los pensamientos de Boomer. Durante las entregas de medallas, Johnson le sacaba los audífonos a su hijo.

Phelps se divierte con el impacto que ha tenido su hijo. Boomer tiene su propia cuenta de Instagram, creada por sus padres, y ya cuenta con más de 500 mil seguidores desde las recientes eliminatorias estadounidenses. Phelps molesta a Johnson para que la mantenga actualizada.

“Hay que mantener a todos contentos”, señaló Phelps con una sonrisa.

“Será divertido compartir esta experiencia con él. Ojalá, en cuatro años, pueda entender un poco y tenga la oportunidad de llevarlo a Tokio”.

Phelps estará en los Juegos de 2020 por compromisos promocionales y para fomentar el deporte que lo convirtió en el nadador más famoso del mundo.