Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831
“Estamos intentando incluir el mayor número de observaciones posibles antes de que se agote la alimentación solar —explica Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta de la ESA—. El 30 de septiembre finalizarán las operaciones de la nave y en ese momento los equipos pasarán a centrarse exclusivamente en cuestiones científicas. Al fin y al cabo, ese es el fin con el que se lanzó la misión y aún nos quedan muchos años de trabajo para analizar exhaustivamente todos esos datos”.

La sonda Rosetta fotografió todo el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

94 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- La secuencia comienza en el mes que precedió a la llegada de Rosetta, el 6 de agosto, cuando el cometa apenas ocupaba algunos píxeles de su campo de visión. De repente, se nos revela la curiosa forma del cometa y Rosetta se apresta a fotografiar su superficie, a una distancia de tan solo 10 km, para localizar un punto adecuado en el que Philae pueda posarse tan solo tres meses después.

El aterrizaje de Philae está representado por las imágenes de ‘despedida’ que tomaron de sí mismos tanto la sonda como el módulo poco después de su separación y por Philae según se iba acercando a la superficie de su primer punto de contacto. También aparece una imagen capturada en el lugar del acometizaje definitivo.

Las imágenes siguientes, tomadas por Rosetta, reflejan las distintas distancias desde el cometa, así como el aumento y descenso de su actividad a lo largo de la órbita alrededor del Sol.

Antes de que el cometa alcanzara su fase más activa en agosto de 2015, Rosetta pudo realizar varios sobrevuelos cercanos, incluyendo uno en el que la geometría de iluminación del Sol hizo posible ver en la superficie la sombra de la nave.

Después, debido al incremento de polvo en el entorno local, Rosetta tuvo que mantenerse a una distancia prudencial y llevar a cabo sus observaciones científicas desde lejos, aunque capturando igualmente vistas impresionantes de la actividad global del cometa, incluidos chorros y emisiones.

Una vez que la actividad comenzó a disminuir, Rosetta pudo volver a acercarse para continuar con la ciencia cerca del núcleo, capturando nuevas imágenes en alta resolución de la superficie o buscando cambios tras este periodo de actividad.

Con el tiempo, a medida que el cometa regresaba a los confines más fríos del Sistema Solar, la energía solar disponible para operar Rosetta fue cayendo. La misión concluyó cuando Rosetta protagonizó un espectacular descenso a la superficie del cometa el día 30 de septiembre de 2016. Una selección de las últimas imágenes capturadas aparece al final de este montaje.

(Foto: ESA/Rosetta/NavCam – CC BY-SA IGO 3.0; ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA; ESA/Rosetta/Philae/CIVA; ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR)

Da tu opinión