La diva del cine italiano Gina Lollobrigida cumple 90 años de edad

438 0

Redacción

Roma, Italia, 4 julio 2017.-Con una exposición de sus esculturas en la céntrica Vía Condotti de Roma, la actriz italiana Gina Lollobrigida festejó hoy sus 90 años de edad.

Ícono del cine italiano desde la década de los 40, la diva confesó, sin embargo, que en realidad quería ser cantante. “Tenía una buena voz y también me gustaba la escultura, por lo que me inscribí a la academia de Bellas Artes”, dijo la actriz en una entrevista con el diario Corriere della Sera.

Nacida el 4 de julio de 1927 en la localidad de Subiaco, cercana a Roma, Lollobrigida recordó en la misma entrevista que durante la guerra su familia se refugió en la capital, donde seis personas vivían en una misma habitación.

“Y pensar que cuando llegué a Roma la primera vez con mi familia vivíamos seis personas en una misma habitación. Mi padre, mi madre y cuatro hijas. Éramos refugiados, habíamos perdido todo”, afirmó.

Sin embargo, recordó que la primera cosa que hizo en la capital fue inscribirse en la academia de Bellas Artes y que para mantenerse sus hermanas la ayudaban con algunos trabajos y ella misma aceptó aparecer como extra en algunas películas.

“No quería ser actriz, no conocía el cine, adoraba la escultura y tenía una voz bella”, aseguró. También habló de su rivalidad histórica con Sophia Loren, quien en su opinión fue creada por los medios.

Sin embargo, dijo que ella salió adelante con sus “propias fuerzas” y “sin la ayuda de ningún productor” (Loren se casó con el productor Carlo Ponti).

La actriz también recordó su amistad con Fidel Castro, a quien logró tomarle varias fotografías. “No me interesaba como líder político, sino como hombre. Él comprendió que no fui (a Cuba) para masacrarlo y aceptó con alegría (los retratos)”.

Lollobrigida reconoció su amargura por sus diferencias con su hijo Milko Skofic, quien buscó que un tribunal la declarara incapaz de entender. “Un hijo que se porta así hace más mal que el que puede hacer un extraño”, aseguró.

La diva prefirió no hablar de su relación con el catalán Javier Rigau, a quien llevó a los tribunales luego de que éste usara una carta poder para casarse con ella a distancia, con la presunta intención de heredar su fortuna.