Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831

La discriminación en los Oscar va más allá del racismo

43 0

Redacción

Los Ángeles California, EU, 25 febrero 2017.-El 2017 fue un año excepcional en cuanto a nominados negros al Oscar tanto al frente como detrás de las cámaras, pero otros grupos de minorías y las mujeres quedaron prácticamente fuera.

Como dijo la creadora del hashtag #OscarsSoWhite, April Reign, su intención no era apoyar sólo a los actores negros sino a todas las comunidades marginadas en Hollywood, como los latinos, los asiáticos y las mujeres.

“Todavía tenemos trabajo por hacer”, dijo Gil Robertson, presidente de la Asociación de Críticos de Cine Afroestadounidenses.

Este año el único actor nominado que no es blanco ni negro es el británico de ascendencia india Dev Patel, por su papel de reparto en Lion. Han pasado 13 años desde que otra persona de ascendencia india, Ben Kingsley, fue nominada.

Kinglsey también es el único actor de esta ascendencia que ha sido nominado a mejor actor; Patel está postulado a mejor actor de reparto. La categoría de mejor actriz luce aún menos prometedora para las mujeres asiáticas: la única nominada llegó en 1935.

Los latinos también han estado ausentes de las categorías actorales por años. El mexicano Demian Bichir es el nominado más reciente, en 2012. Previo a eso, el puertorriqueño Benicio de Toro fue nominado en 2004 a mejor actor de reparto, por 21 gramos de Alejandro González Iñárritu, tras haber ganado el premio en 2001 por Traffic.

En el caso de las actrices, la colombiana Catalina Sandino Moreno consiguió la candidatura a mejor actriz en 2005 por María, llena eres de gracia.

“Simplemente seguiremos haciendo buenas películas y si son elegidas en Estados Unidos y llaman un poco la atención, bueno, genial”, dijo el actor y director mexicano Gael García Bernal. “Pero al mismo tiempo es algo que no está en nuestras manos, simplemente tenemos que hacer buenas películas”, afirmó.

El nominado a mejor actor de reparto Mahershala Ali espera que las minorías se vuelvan parte del tejido de los espectáculos “de una manera real y orgánica”.

Detrás de cámara, tras una racha de tres años de directores mexicanos galardonados, este año ninguno fue nominado. El único latino postulado en cualquier categoría es el también mexicano Rodrigo Prieto, quien compite por la cinematografía de la cinta de Martin Scorsese Silence.

Si gana sería el quinto año consecutivo que un latino se alza con este premio, luego de tres galardones consecutivos para el mexicano Emmanuel Lubezki y uno para el chileno Claudio Miranda.

Los asiáticos estuvieron un poco más representados detrás de las cámaras. Ai-ling Lee de La La Land se convirtió en la primera nominada asiática en la categoría de edición de sonido y Tom Cross, quien es mitad vietnamita, está nominado en la categoría de edición, también por La La Land.

Toshio Suzuki está compite por el premio al mejor largometraje animado por La tortuga roja, y Joanna Natasegara al mejor cortometraje documental por The White Helmets. El año pasado, la Academia también le dio a Jackie Chan un Oscar honorario.

“No se trata de los premios, se trata de los creadores, del verdadero nacimiento de esas historias”, dijo Patel.

Las mujeres son otra minoría en Hollywood. Para las mujeres detrás de cámara las cosas han empeorado en general, a pesar de algunos destellos como Mica Levi de Jackie, la primera mujer postulada en la categoría de música original.

Han pasado siete años desde que una mujer fue galardonada como mejor directora: Kathryn Bigelow, por The Hurt Locker. Antes de ella, sólo tres mujeres fueron nominadas al Oscar en la categoría de dirección.

En las ternas de guion sólo una mujer fue nominada, Allison Schroeder de Hidden Figures, cuando el año pasado hubo tres. Y en cinematografía una vez más no hubo ninguna nominada.