Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831
Breaking News
Javier Corral, gobernador elector del PAN al gobierno de Chihuahua. Foto: Víctor Pichardo

Javier Corral desmiente acusaciones de su jefe de escoltas

146 0

Agencias / InsurgentePress / Chihuahua.- El gobernador electo, Javier Corral Jurado, aseguró ayer que tiene la certidumbre que su jefe de seguridad personal, el militar en retiro, Juan Manuel Escamilla León, está “limpio” y no existen antecedentes que pongan en entredicho su ejercicio profesional y honorabilidad.

“El comandante Escamilla está limpio, pues sí hay notas informativas, hay rumores y algunos señalamientos, pero en ninguno de los casos se le ha comprobado nada, ha salido absuelto en cualquier situación, pero además tengo la ventaja de que es un hombre incluso certificado en instancias internacionales”, afirmó.

Sin embargo, es público y está ampliamente documentado que el actual jefe de escoltas del mandatario electo fue detenido en octubre de 2010 por abuso de autoridad y tortura, delitos por los que fue acusado en el 2005, cuando fue director operativo del Grupo Delta de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en Ciudad Juárez.

Además, como jefe del grupo de élite también encabezó el operativo policiaco en la colonia Plazuela de Acuña, en el que resultaron cinco personas muertas, cuatro de ellos hermanos y un policía municipal, así como otras cinco personas heridas.

Escamilla León, quien de acuerdo con antecedentes gubernamentales es militar en retiro con grado de capitán y miembro del Estado Mayor Presidencial, también fue jefe de escoltas del exgobernador Patricio Martínez García en 1998-2004 (período en el que el mandatario fue baleado en la cabeza durante un atentado).

Por los hechos ocurridos en Plazuela de Acuña, Escamilla junto con otros 16 policías tuvo que comparecer ante las autoridades judiciales por los delitos de homicidio, lesiones y abuso de autoridad, aunque todos fueron exonerados porque la juez no encontró suficientes elementos de prueba en su contra y consideró que actuaron en cumplimiento de su deber.

En su reaparición como guardaespaldas, Juan Manuel Escamilla declinó dar a conocer su versión sobre sus antecedentes policiacos, porque dijo que ahora está bajo las órdenes del gobernador electo, quien contrató sus servicios, por lo que consideró que le corresponde a él dar a conocer la información que crea conveniente.

Sólo ratificó que no tiene ningún impedimento judicial para prestar servicios como escolta y portar armas, además de que se siente “tranquilo” y “en paz” después de su paso por la función pública.

De acuerdo con fuentes confidenciales y antecedentes periodísticos, trascendió que la detención de Juan Manuel Escamilla en 2010 fue producto de una “venganza” por el enfrentamiento que tuvo en 2005 con Héctor Murguía Lardizábal cuando era presidente municipal.

Además, las diferencias entre ambos servidores públicos aumentaron porque el exalcalde le restó autoridad a Escamilla al quitarle algunos chalecos antibalas para asignarlos a su escolta personal, a pesar de que éste se opuso a ello.

Después de haber sido exonerado de los hechos ocurridos en Plazuela de Acuña, cuando todavía era director operativo del Grupo Delta, Escamilla tuvo varios desencuentros con Murguía Lardizábal, porque supuestamente el exalcalde maltrató a varios policías y el capitán acudió a pedirle una explicación.

Mientras que excompañeros de Escamilla en la Policía Municipal comentaron que la renuncia obedeció también a que fue obligado por “superiores” a liberar a personas que detenían con armas y drogas en operativos policiacos, así como a regresar lo que habían decomisado.

“Siempre fue muy institucional, pero se cansó y prefirió renunciar”, afirmaron los policías que pidieron la reserva de su identidad.

El hecho es que el capitán fue detenido en el aeropuerto de Aguascalientes, en cumplimiento a una orden de aprehensión emitida en el 2007 en Ciudad Juárez, por cargos de tortura y abuso de autoridad en perjuicio de un joven originario de El Paso, Texas, Bryan Torres, quien había sido exculpado del asesinato de dos agentes de tránsito en hechos ocurridos en junio de 2005.

Escamilla fue trasladado a la ciudad y estuvo detenido en el Cereso local durante casi un mes, pero también fue exonerado porque la supuesta víctima no ratificó los cargos en su contra y quedó en libertad.

Al confirmar que decidió reforzar su seguridad personal con un equipo de escoltas encabezados por Escamilla León, Javier Corral explicó ayer que antes de designarlo como el responsable de su seguridad y la de su esposa –Cinthia Aideé Chavira Gamboa–, él mismo lo investigó ampliamente en distintos niveles e instancias de seguridad federal y militar, donde le dieron buenas referencias.

“Antes de tomar una situación así por supuesto que investigué al revés y al derecho. Sé que puede haber quienes tengan interés en descalificarlo, pero ahora tengo la certidumbre que es un hombre que se ha conducido con honorabilidad en el ejercicio de su función”, sostuvo.

Detalló que Escamilla León es capitán retirado del Ejército Mexicano, pero con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En el segundo día de la gira de trabajo que realizó en Ciudad Juárez, Corral rechazó que el exgoberandor Patricio Martínez le haya recomendado a su exjefe de escoltas y explicó que decidió contratar con sus propios recursos a un equipo de seguridad, que está conformado por cinco personas armadas, porque consideró que resulta básico mantener su seguridad para reforzar también la seguridad de las instituciones en Chihuahua.

“Es uno de los temas que les digo francamente más me incomodan y de los que más a disgusto me siento porque se pierde mucho ámbito de libertad personal, privacidad… pero he optado por un equipo de seguridad discreto, profesional, respetuoso y lo primero que les he pedido es que no me impidan el contacto con la gente, que actuemos con mucha sensibilidad, con mucho cuidado”, dijo.

En Chihuahua, Víctor Quintana Silveyra, coordinador de la Alianza Ciudadana, que impulsó la candidatura del gobernador electo Javier Corral Jurado, dijo que confían en que éste haya examinado bien el perfil de Escamilla, aunque, indicó, que su contratación  “aún es revisable”.  (Con información de Patricia Mayorga / El Diario)

Juan Manuel Escamilla León

  • Militar en retiro con grado de capitán
  • Miembro del Estado Mayor Presidencial
  • Jefe de escoltas del exgobernador Patricio Martínez García en 1998-2004 (período en el que el mandatario fue baleado en la cabeza durante un atentado en Palacio estatal)
  • Fue detenido en 2010 por abuso de autoridad y tortura, delitos por los que fue acusado en el 2005
  • Como jefe del Grupo Delta de la SSPM encabezó un operativo en el que resultaron cinco personas muertas, cuatro de ellos hermanos y un policía municipal. Fue exonerado
  • En 2007 fue detenido en el aeropuerto de Aguascalientes por cargos de tortura y abuso de autoridad en perjuicio de un joven originario de El Paso, Texas, Bryan Torres, quien había sido exculpado del asesinato de dos agentes de tránsito en hechos ocurridos en junio de 2005. La víctima no ratificó los cargos