Mexico City
24°
nubes
humidity: 31%
wind: 4m/s S
H 24 • L 11
Weather from OpenWeatherMap

Instauran el “Día del Pozol” en Chiapas; en su inauguración regalaran 3 mil jícaras de la bebida de “Dios”

Redacción

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 17 marzo 2017.-Locatarios de los cinco mercados más importantes de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, celebraran este sábado “El Día del Pozol”, una tradicional bebida refrescante, complemento alimenticio y dietético seminatural.

Mujeres dedicadas a elaborar el Pozol, conocido en Chiapas como la bebida de “Dios”, regalarán unas 3 mil jícaras de las doce del mediodía a la una de la tarde en los mercados de la capital de Chiapas: Dr. Rafael Pascacio Gamboa, Juan Sabines Gutiérrez, 20 de Noviembre, 5 de Mayo y Fovisste.

En conferencia de prensa, la secretaria general del Mercado “Juan Sabines Gutiérrez”, Isabel Nanguse Tondopo, explicó que pretenden que cada tercer domingo de marzo se celebre el “Día del Pozol” en Chiapas con el objetivo de dar a conocer a México la importancia de la bebida chiapaneca.

“Un grupo de locatarios de varios mercados públicos de Tuxtla Gutiérrez tomamos la iniciativa de fomentar nuestras tradiciones agrupándonos a una sociedad que hemos denominado como la Red de Mercados Públicos de Tuxtla Gutiérrez, la cual intenta acercar más a la sociedad, nosotros los mercados públicos somos un espacio donde se resguardan tradiciones donde miles de familia trabajan cada día para dar sustento a sus propias familias”.

Cada municipio tiene una forma peculiar de preparar el Pozol, generalmente son mujeres las que se dedican a su elaboración. Primero cocinan el maíz, una vez obtenido el nixtamal, éste se muele –puede quedar grueso o fino–; luego, a la masa se le agrega cacao, en algunos casos canela y una porción de achiote para darle un color rojizo.

La bebida es parte de la cultura que contiene propiedades nutritivas, se sirve en fiestas tradicionales, en algunos restaurantes, y en los mercados públicos; la materia prima es el cacao y el maíz, es muy apreciado por visitantes nacionales, así como extranjeros.

Desde tiempos remotos, los indígenas chiapanecos (mayas, zoques y chiapanecas) preparaban una bebida refrescante y nutritiva compuesta de masa de maíz cocido, cacao y granos de pochotl, misma que la denominaban pochotl. Con el tiempo esta palabra fue transformada por los españoles en pozol, como se le conoce actualmente.

El maíz blanco (tlaolli) era cocido en agua de cal apagada, le quitaban la cáscara y lo molían en mortero de madera o en metate (metlat, piedra de moler).

Se puede tomar con o sin azúcar o panela, frío o al tiempo, con sal y chile. El pozol agrio se toma con sal y chile seco o fresco.