Instalan sede de Agencia Europea del Medicamento en Holanda

61 0

Agencias/Bruselas.- Ámsterdam se adjudicó el derecho a albergar la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por su sigla en inglés) cuando Reino Unido deje la Unión Europea, una decisión que se dirimió por sorteo tras un empate en una votación con Milán, dijeron fuentes diplomáticas.

El Consejo de la UE confirmó la elección de la ciudad holandesa, pero no ofreció una versión oficial de las tres rondas de votación, que concluyeron con la decepción de la favorita italiana.

El resultado fue bienvenido por los organismos farmacéuticos europeos.

La EMA había advertido que gran parte de su plantilla podría dejar su empleo, afectando posiblemente al cuidado de la salud en Europa, si los gobiernos elegían una ciudad poco atractiva, sobre todo en la Europa del Este excomunista.

Fuentes conocedoras de la reunión de ministros de los 27 estados de la UE menos Reino Unido dijeron que Milán se quedó a dos votos de una victoria absoluta en la segunda ronda, asegurándose 12 apoyos por nueve de Ámsterdam y 5 de Copenhague, que fue eliminada.

No obstante, la abstención de un país provocó un empate a 13 sufragios en la tercera fase, lo que hizo que el ministro estonio que presidía el encuentro tuviera que seguir el reglamento y decidir el ganador por sorteo.

En total, 19 ciudades aspiraban a quedarse con el prestigio y el impulso económico aparejado a la llegada de los 900 trabajadores de la EMA, así como las oficinas de compañías farmacéuticas que también la acompañarían. La capital eslovaca, Bratislava, el principal candidato de Europa del Este, quedó cuarta en la primera ronda de votaciones.

Los ministros pasaron entonces a elegir a una de las ocho ciudades que aspiran a ser la sede de la más pequeña Autoridad Bancaria Europea (ABE), que fija las reglas usadas por el Banco Central Europeo para realizar las pruebas de resistencia en el sector bancario del bloque.

El ministro estonio que presidía el encuentro, Matti Maasikas, calificó el proceso como “un triste recuerdo de las consecuencias concretas del Brexit”. Reino Unido abandonará la UE en marzo de 2019.