Inicia Estados Unidos “caza migratoria” en tiendas

31 0

InsurgentePress, Estados Unidos. – Agentes federales de inmigración llegaron a docenas de tiendas 7-Eleven en todo el país antes del amanecer del miércoles, arrestaron a trabajadores indocumentados y exigieron papeleo a los gerentes en lo que la Administración Trump describió como su mayor operación de cumplimiento contra empleadores hasta el momento.

Las redadas de 98 tiendas en 17 estados, desde California hasta Florida, resultaron en 21 arrestos, según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés), que señaló esfuerzos intensificados contra compañías que contratan trabajadores no autorizados.

“Las acciones de hoy envían un fuerte mensaje a las empresas estadounidenses que contratan y emplean una fuerza de trabajo ilegal: ICE hará cumplir la ley, y si se descubre que infringe la ley, se le hará responsable”, señaló Thomas D. Homan, director de la dependencia, en un comunicado.

Homan, el funcionario de inmigración más importante del país, ha prometido un mayor escrutinio de las empresas que infringen a sabiendas las leyes federales que exigen a los empleadores que verifiquen la identidad y la elegibilidad laboral de sus trabajadores.

Bajo Trump, el ICE ha ampliado la aplicación de leyes migratorias, con lo que ha arrestado a indocumentados en sus hogares o cuando se registran con agentes federales como parte de los casos ante tribunales de inmigración.

En un comunicado, 7-Eleven Inc., con sede en Irving, Texas, se distanció de sus franquiciados, y dijo que los dueños de los negocios son independientes y ellos eligen a quien contratar.

“7-Eleven toma en serio el cumplimiento de las leyes de inmigración y ha rescindido los acuerdos de los franquiciados condenados por violar estas leyes”, dijo la compañía.

ICE llamó a su redada del miércoles un seguimiento de una investigación de 2013 que resultó en el arresto de nueve propietarios y gerentes de la franquicia 7-Eleven en Long Island y Virginia por cargos de emplear a trabajadores indocumentados.

Varios se han declarado culpables y han perdido sus franquicias, y se les ordenó pagar millones en salarios atrasados a sus trabajadores.

“Esto definitivamente envía un mensaje a los empleadores”, dijo Ira Mehlman, portavoz de la Federación para la Reforma de la Inmigración Estadounidense, que favorece más límites a la inmigración y una aplicación más estricta.

Según ICE, los agentes federales entregaron notificaciones de inspección a las franquicias 7-Eleven en California, Colorado, Delaware, Florida, Illinois, Indiana, Maryland, Michigan, Misuri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Texas, Washington y Washington, DC

Bajo el Gobierno del Presidente George W. Bush, el ICE tendía a realizar arrestos por deportación en lugares de trabajo donde el Gobierno tenía razones para creer que contrataban trabajadores indocumentados.

La agencia bajo el Presidente Barack Obama realizó más inspecciones de los formularios I-9 que los empleadores deben completar y mantener para verificar la elegibilidad de sus trabajadores.

Con información de Reforma

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *