Indaga Fiscalía operaciones de Sergio Kurt Schimdt en Jalisco

357 0

Agencia/InsurgentePress, Ciudad de México.- Autoridades federales indagan los nexos de Sergio Kurt Schimdt, alias “La Pistola”, con empresas proveedoras de reclusorios en Jalisco.

El periódico Reforma informó en su sitio web que de acuerdo con fuentes cercanas a las investigaciones, Kurt realizaría actividades ligadas al crimen organizado con la fachada de empresas que prestaban servicios en penales.

A su vez, la Fiscalía General de Jalisco indaga la forma en que el presunto operador financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) habría aprovechado la posición de su cuñado, Alejandro Díaz Guzmán, vinculado con las prisiones.

Las indagatorias estatales señalan el control de 24 tiendas dentro del reclusorio preventivo por parte del grupo criminal al cual presuntamente pertenece Schmidt, esto al menos entre 2010 y 2013.

Díaz Guzmán fue subdirector general de Ejecución de Medidas de Prevención Especial y Adaptación Social del Estado entre 2007 y 2013, y bajo su gestión Kurt llevó a cabo acciones para obtener beneficios a reos, pese a no ostentar ningún cargo.

REFORMA publicó ayer que Adriana Díaz Guzmán, hermana de Alejandro y pareja sentimental del presunto narcotraficante, colabora en el Gobierno de Jalisco y también renta bienes inmuebles al Municipio de Tlajomulco.

De acuerdo con documentos oficiales consultados, la mujer incluso alquila el inmueble que es sede de la Dirección de Seguridad Pública.

Autoridades federales y estatales documentan los nexos de Kurt Schmidt con negocios en reclusorios que le facilitarían actividades criminales.

Una de las empresas investigadas por posibles vínculos con Kurt Schmidt es Comser de Occidente, la proveedora favorita del gobierno del panista Emilio González Márquez para el servicio de alimentos para reclusorios.

La empresa, según documentos registrales, fue constituida el 6 de marzo de 2008 y, dos años más tarde, ya acaparaba alrededor de 76 por ciento de los contratos de alimentos de la entonces Secretaría de Seguridad Pública, Prevención y Readaptación Social (SSPPRS).

Tales contratos también permitían ocupar espacio de las cocinas en penales como Puente Grande, donde han sido transferidos varios narcotraficantes.

Información del Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Jalisco indica que Comser de Occidente fue creada con un capital social mínimo de 50 mil pesos, y sus accionistas iniciales eran Ramiro Baeza González y José Manuel Sotelo Rivera.

Baeza fungió como administrador único, mientras que Jorge Meza Oliva fue comisario y Alfonso Cruz Lozano, apoderado legal. Este último es hoy representante del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco.

El giro de la empresa era elaboración, distribución, compra venta, importación, exportación, promoción y comercialización de todo tipo de alimentos a comedores industriales, particulares y entidades públicas.

En agosto de 2009, con una experiencia de apenas 17 meses, Comser ganó a la empresa La Cosmopolitana un contrato por 196 millones 700 mil pesos para proveer alimentos al Penal de Puente Grande y demás prisiones estatales.

Sólo en 2019, la SSPPRS erogó 183.9 millones de pesos en alimentos para el sistema penitenciario, de los cuales 140.7 millones se pagaron a Comser de Occidente, lo que significó 76.5 por ciento del gasto anual para este rubro.

Según los registros de contrataciones publicados por el Gobierno estatal, esta empresa se ha mantenido como proveedor de alimentos para las cárceles también en la Administración de Aristóteles Sandoval.

El 24 de julio de 2013, tres meses después del cambio de administración, el Gobierno de Jalisco suscribió el contrato 249/13 con dicha compañía para el suministro de alimentos a seis Centros Integrales de Justicia Regional.

Este contrato fue modificado para aumentar de 2 mil 581 a 3 mil 500 porciones diarias a entregar a los reclusorios, a un precio de 63.38 pesos por cada reo y 31.70 pesos por integrante del personal administrativo.

El 8 de mayo de 2014, la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas le adjudicó otro contrato para proveer alimentos a ocho centros penitenciarios del Estado, con los mismos precios por porción que el anterior.

La Fiscalía General del Estado indaga la forma en que Sergio Kurt Schmidt habría aprovechado la posición de su cuñado, Alejandro Díaz Guzmán.

Las indagatorias señalan que, entre 2010 y 2013, el grupo criminal al cual presuntamente pertenece Schmidt, tenía el control de 24 tiendas de reclusorios.

“En la investigación surgió el nombre de este sujeto, por lo tanto, de ser una investigación administrativa, le fuimos dando forma de investigación criminal”, informó el Fiscal General, Eduardo Almaguer.

Díaz Guzmán estuvo en el cargo entre 2007 y 2013, periodo en el cual Kurt Schmidt habría obtenido beneficios.

“Está acreditado que, desde 2007 hasta 2013, quien fungió como director de ejecución de penas es el hermano de su esposa. (Schmidt) ejercía actos de autoridad, pero no tenía las facultades para hacerlo”, aseguró Almaguer.

Almaguer dijo que en próximos días comenzarán a citar a quienes resulten involucrados en manejos indebidos dentro del penal de Puente Grande.

Kurt Schmidt fue detenido el pasado 18 de agosto en el Fraccionamiento Bugambilias y es acusado de delitos de delincuencia organizada y contra la salud.

Con información de Reforma.