Harán ballet de Blancanieves

462 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- Dentro del ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también, la Compañía Nacional de Danza (CND) efectuará el estreno mundial de una singular versión del ballet Blancanieves –que utiliza los esquemas de la película de Walt Disney, además de un bosque encantado de alebrijes– en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Esa coproducción del Cenart y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) es un éxito de antemano, porque las localidades de ocho funciones (6, 7, 13 y 14 de agosto, a las 12 y 14 horas) ya están agotadas.

No obstante, en conferencia de prensa se anunció que el último día, a las 12 horas, por el canal 23 el Cenart realizará una transmisión vía streaming, la cual podrá ser seguida por medio de la página cenart.gob.mx.

Asimismo, el INBA proyectará en vivo la misma función en la pantalla gigante instalada en la plaza Ángela Peralta, a un costado del Palacio de Bellas Artes.

La coreografía de Blancanieves es de la venezolana Irina Marcano, integrante del cuerpo de baile de la CND. Es la tercera que crea para la agrupación (Planimetría del movimiento y Trinum ya forman parte del repertorio), pero el primero para el público infantil. Para la bailarina se trata de ballet contemporáneo, cuya línea de inicio se basa en elementos clásicos, a la que se le ha sumado la contemporaneidad.

Al respecto, explica: Tiene una exigencia más contemporánea a nivel de movimiento, sobre todo para los bailarines. Mucha precisión para hacer ciertos dibujos y figuras espaciales, que es lo que realmente quiero ver de lejos, como dos cuerpos que se unen y generan una figura.

Destaca también el trabajo de las dinámicas corporales: Ahora toda la información visual que se recibe de la televisión, el cine y la prensa ha provocado muchos cambios en las dinámicas. Al presentar una obra de danza también tenemos que lograr ese juego de dinámicas. El cambio de movimiento constituyó un reto.

El proceso comenzó casi un año atrás, con clases de improvisación. Les di las herramientas para que también experimentaran con su cuerpo.

Añade que se abrió una mesa creativa en la que nos sentamos a generar las escenas más destacadas de la obra. Eso hace que ésta englobe todas las ideas, todos los elementos estén en una misma dirección, y muchas de las escenas más mágicas tienen la colaboración de todos estos aspectos creativos para generar el efecto visual que lo concluye.

Para Marcano la mejor forma de acercar a los niños al arte es presentar una propuesta muy visual, muy sincera, con la que puedan conectar. Habla de imaginar el primer amor con el príncipe azul y cómo presentarlo a los niños para que sea sincero y realmente lo sientan.

La coreógrafa explica que en su versión de Blancanieves utiliza los esquemas de la película de Walt Disney para contar la narrativa de la historia.

Sin embargo, el prólogo retoma el relato original de los hermanos Grimm, pues a Marcano le interesaba recordar el nacimiento de la protagonista y sus padres. Después del prólogo la narración sigue la misma secuencia de la versión cinematográfica para que la historia esté clara.

Incluir un bosque encantado de coloridos alebrijes obedece a la idea de salir un poco de esa línea de ver el conejito y el tigrito, e introducir algo más contemporáneo.

Treinta y un bailarines de la CND participan en la obra, que cuenta con dos elencos para las ocho presentaciones. La escenografía es de Jorge Ballina, el vestuario de Sara Salomón y la iluminación de Xóchitl González.

La música será interpretada en vivo por un ensamble de 16 músicos, con la dirección de José Luis Castillo.

Marcano apunta que no emplea música reconocida de la historia de Blancanieves y lo que se escuchará es una de las sorpresas de la obra.

La bailarina Mónica Barragán, quien interpreta a la madrastra, asegura que uno sueña con ser la buena, no la bruja. Me importa mucho, porque es el primer antagónico que hago. Es un personaje complejo, muy rico en cuanto a cambios de expresión. A veces eres buena, otras mala. Después eres bruja, reina, madrastra. Es difícil, porque necesitamos conectar a los niños con ella. En mi caso tengo seis sombras que me ayudan a hacer todos los hechizos durante el ballet. Me cargan, me bajan, estoy dos escenas en el aire completamente con una larga capa.

De niña Michel Coutri, quien interpreta a la protagonista, siempre quiso ser Blancanieves. Ahora, al dar vida a ese personaje, se remonta a su infancia y siente empatía con los niños.

(El Cenart se ubica en Río Churubusco 79 y calzada de Tlalpan, colonia Country Club, estación General Anaya del Metro.)

Bailarines de la Compañía Nacional de Danza en un ensayo del montaje que tendrá ocho funciones en agosto, cuyas localidades están agotadas. La obra se inscribe en el ciclo La ópera es puro cuento... y el ballet también Foto Carlos Quezada/ CND
Bailarines de la Compañía Nacional de Danza en un ensayo del montaje que tendrá ocho funciones en agosto, cuyas localidades están agotadas. La obra se inscribe en el ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también Foto Carlos Quezada/ CND