Mexico City
22°
algo de nubes
humidity: 29%
wind: 6m/s ESE
H 22 • L 4
Weather from OpenWeatherMap

Frenan trolls interés de Google, Disney y Salesforce por adquirir Twitter

trolls

Agencias/Nueva York.- La compra-venta de Twitter se ha convertido en un culebrón incierto. En un primer momento, se asumió que Google y Salesforce eran las dos empresas que apostaban por cerrar la operación, pero ninguna de las dos ha concretado el proceso de adquisición.

El interés de ambas compañías por cerrar la adquisición generaron las acciones de Twitter subieran un 20 por ciento.

Posteriormente Disney anunció el interés por la adquisición, al igual que Verizon, la empresa de telefonía. Y, sin embargo, parece que ninguna de las dos va a apostar en serio por la red social.

La caída de las acciones ha sido inmediata y llevó a Twitter a un punto de inflexión, al grado de que su cloin chino, Weibo, tuvo mayor valor bursátil en Estados Unidos durante la pasada semana.

Twitter no encuentra comprador

¿Por qué nadie se toma en serio la compra de una empresa que tan importante parece en el día a día de la comunicación en Internet?

En resumen, por culpa de sus ‘trolls’, esto es, de esa gente que acosa e insulta a otros y que, dadas las nulas medidas tomadas por Twitter en este campo, actúan con impunidad.

La mala reputación de Twitter parece un escollo tan grande para su compra como el hecho de que la red social no consiga atraer nuevos usuarios y continue perdiéndolos mes a mes.

Así, Salesforce ha mencionado el acoso online en Twitter como una preocupación importante para los inversores y uno de los motivos que les ha empujado desechar la compra.

Disney tuvo reticencias similares. Si bien el precio de 12.000 millones les pareció excesivo, no ha sido el motivo para dar marcha atrás, más bien han tomado en cuenta que la adquisición asociaría el discurso de odio con una marca que ha evitado asuntos polémicos y que tiene una imagen de empresa para niños todavía muy fuerte.

Según Bloomberg, Disney es la empresa que más cerca ha estado de la compra, hasta el punto de contratar a dos bancos de inversión para evaluar la compra de Twitter.