Fiscalía mexicana sancionará a exjefe de investigaciones por caso Ayotzinapa – InsurgentePress

Fiscalía mexicana sancionará a exjefe de investigaciones por caso Ayotzinapa

36 0

Redacción

Ciudad de México, 10 febrero 2017.-La Fiscalía General de México abrirá un proceso administrativo contra el exjefe de la agencia de investigaciones de ese país y otros funcionarios más por haber manipulado la escena del crimen.

La Fiscalía General de México inició un procedimiento administrativo contra el exjefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de ese país Tomás Zerón, quien es acusado por irregularidades en el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de la escuela rural de Ayotzinapa en 2014.

El fiscal encargado de la investigación de los 43 en el municipio de Iguala, en el estado mexicano de Guerrero (sur), Alfredo Higuera Bernal, anunció que la Fiscalía inició un proceso administrativo contra el exencargado de la AIC por este caso que aún no ha sido resuelto.

Por su parte, la Procuraduría General de México determinará las medidas que impondrá a Zerón, quien renunció a su cargo en septiembre de 2016.

Anteriormente, el representante legal de los familiares de los desaparecidos, Vidulfo Rosales, informó que la Fiscalía determinó las sanciones para siete funcionarios de la AIC, entre ellos, el propio Zerón, acusado de manipular la escena del crimen donde se encontraron bolsas con restos humanos.

El dato: Los estudiantes llegaron a Iguala el 26 de septiembre de 2014 para reunir fondos y viajar a la capital mexicana con el objetivo de participar en una conmemoración de estudiantes asesinados en la ciudad Tlatelolco.

Según la versión del Gobierno que dirige el presidente Enrique Peña Nieto, ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su gestión frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal, y ante el temor por los estudiantes, el alcalde ordenó a la policía actuar contra los normalistas.

Luego de controlar la situación, detuvieron a los normalistas que no lograron escapar, les condujeron en varias unidades policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron al grupo de sicarios Guerreros Unidos.