Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3831
¿De dónde proceden los dos satélites naturales de Marte, Fobos y Deimos? Durante mucho tiempo, su aspecto sugirió que eran asteroides capturados por el Planeta Rojo. Sin embargo, la forma y la trayectoria de sus órbitas contradicen esta hipótesis. Dos estudios independientes y complementarios proporcionan una respuesta a esta pregunta.

Estudian impacto de un objeto espacial en el lodo marciano

68 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- Las complejas figuras que vemos dibujadas en este antiguo cráter marciano son fruto del choque de un objeto sobre la superficie helada.

El impacto de cometas y asteroides lleva dando forma a las superficies de los planetas y lunas rocosos de nuestro Sistema Solar desde el comienzo de su historia, hace 4.600 millones de años, desvelando las condiciones ambientales en el momento de su formación.

Durante un impacto, la energía transmitida al terreno hace que el objeto y partes de la superficie se fundan y evaporen; además, grandes cantidades de material salen de la superficie y salpican los alrededores, donde formarán un manto de residuos.

Las características del material eyectado pueden ofrecer información de las condiciones de la superficie del planeta y su entorno general.

Los depósitos de eyecciones multicapa pueden ser resultado de una mezcla del impacto en una capa subsuperficial saturada de agua y la interacción del material eyectado con la atmósfera. Foto ESA.

Parece claro que el cráter de 32 km de diámetro que ocupa el centro de esta imagen se formó en un momento en que existía agua o hielo cerca de la superficie. La energía del impacto calentó el agua subsuperficial, haciendo que fluyera con mayor facilidad y provocando el aspecto ‘líquido’ del manto de material eyectado.

La periferia de los lóbulos de material excavado presenta a menudo una elevación en cresta: a medida que el flujo fue reduciendo su velocidad, los restos se fueron acumulando, empujando el material periférico hasta formar terraplenes.

Numerosos cráteres marcianos muestran este patrón, en ocasiones con múltiples capas de eyecciones. Aquí se pueden identificar hasta tres capas de lóbulos de eyección, algunas de las cuales terminan formando terraplenes. Estos depósitos de eyecciones multicapa pueden ser el resultado de una combinación del impacto en una capa subsuperficial saturada de agua y la interacción del material eyectado con la atmósfera.

Este cráter se encuentra situado en el norte de la cuenca de impacto Hellas que, con sus 2.300 km de diámetro, constituye una de las mayores del Sistema Solar. Se sospecha que esta región constituyó la cuenca de desagüe de un lago.

Foto: ESA/DLR/FU Berlin, CC BY-SA 3.0 IGO