Microsoft está a punto de dejar ofrecer de manera gratuita las actualizaciones a Windows 10 y las versiones completas de este sistema operativo se venderán en USD $119 para Windows 10 Home y USD $199 para Windows 10 Pro.

Este es el ecualizador oculto en Windows

213 0

TeraGames / InsurgentePress, Ciudad de México.- Aunque la mayoría de nosotros se suele conformar con el sonido por defecto que nos ofrece nuestro sistema operativo, hay muchos otros usuarios que quieren sacarle el máximo partido a su música y hacer que suene exactamente como ellos quieren. Es ahí donde entran las clásicas aplicaciones para ecualizar el sonido a nuestro gusto.

Si buscamos en Internet podemos encontrarnos decenas de aplicaciones para hacerlo, aunque si nos conformamos con un ecualizado básico es posible que queramos mirar primero lo que se puede hacer con el que viene por defecto en Windows 10 y sus antecesores. Eso sí, primero tendrás que encontrarlo, porque está tan escondido que muchos usuarios seguro que ni saben de su existencia.

El ecualizador de sonido de Windows lleva años y versiones del sistema operativo estando en el mismo sitio. No es una aplicación en sí sino una de las propiedades de nuestra configuración de sonido, por lo que para llegar a él tendremos que navegar entre unas cuantas opciones. Eso sí, merece la pena porque es bastante completo.

Lo primero que tendremos que hacer es ir al icono de los altavoces de la barra de tareas de Windows. Si hacemos click sobre él simplemente se nos abrirá la opción de volumen, por lo que tendremos que hacer click derecho y elegir la opción Dispositivos de reproducción. Si tienes Windows 10 bastará con escribir Sonido en el menú de inicio y entrar en el panel de control que te aparece como primera opción.

En el panel de control del sonido nos aparecerán todos los dispositivos de reproducción de nuestro sistema de sonido. Lo que tendremos que hacer ahora es buscar la opción Altavoces, hacer click derecho sobre ella y elegir la opción Propiedades. En la ventana que nos aparecerá a continuación buscaremos la opción *Mejoras.

Con en esta pestaña se nos enumeran varios efectos de sonido, entre los cuales el que estamos buscando es el Ecualizador. Al seleccionarlo, debajo de él nos aparecerán perfiles de sonido predeterminados como el de Pop, Directo, Club o Rock, pero también podremos ir más allá si pulsamos el botón de los tres puntos que aparece a su derecha.

Haciéndolo accederemos al ecualizador gráfico de Windows, donde además de seguir jugueteando con los diferentes perfiles de sonido y modificarlos a nuestro gusto. Cuando demos con una configuración que se ajusta a nuestras necesidades, a la derecha hay un botón Guardar con el que ponerle nombre para añadirlo a la lista de perfiles y activarlo cuando queramos.

Pero los usuarios de Windows que no tengan suficiente con su ecualizador nativo también tienen otras alternativas de terceros. Una de ellas, por ejemplo, es Viper4Windows. Se trata de una herramienta gratuita y de código abierto que ofrece diferentes efectos de sonido y otros añadidos como ecualizador con 18 bandas, sonido envolvente, Viper XBASS, Viper XClarity o reverberación convolutiva.

También tenemos otras opciones, también gratuitas y de código abierto, como Realtek HD Audio para Windows y Linux, la cual nos permite configurar el sonido en de auriculares, altavoces, micrófono y línea de entrada. Suele venir por defecto en muchos equipos, y ofrece un administrador de audios con ecualizador a 10 bandas y un buen elenco de efectos de sonido.

Y por último tenemos otras alternativas como la multiplataforma y completa Equalizer APO tan completa como fácil de utilizar para ser accesible para todos, o un DFX Audio Enhancer que pese a tener una UI con aspecto muy noventero ofrece muy buenos resultados y una amplísima variedad de efectos de sonido.