Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3839
Javier Corral, gobernador elector del PAN al gobierno de Chihuahua. Foto: Víctor Pichardo

En Chihuahua todo es ‘azul’

76 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se quedó finalmente con seis de 33 diputaciones en el Congreso local, debido a que en 12 de 22 distritos acordó transferir el 100% de los votos a los partidos Verde Ecologista de México (PVEM), del Trabajo (PT) y Nueva Alianza (Panal).

En tanto, el Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEE) asignó 11 curules de representación proporcional en el Poder Legislativo –donde estarán todas las fuerzas políticas de la entidad–, la mayoría para mujeres.

El Partido Acción Nacional (PAN) no alcanzó diputaciones plurinominales porque estaría sobre representado, pero tendrá mayoría con 16 legisladores. El PRI tendrá seis, aunque uno de ellos, René Frías Bencomo, exdirigente de la sección 42 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se integraría a la fracción del Panal, dado que fue candidato por ambos partidos.

Las diputaciones por mayoría relativa fueron ganadas sólo por el PRI y el PAN, por lo que el resto de los partidos contará con legisladores plurinominales, que fueron distribuidos de la siguiente manera: dos para el Panal (al que se integraría René Bencomo), dos para Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dos para el PT, dos para el PVEM, una para el Partido de la Revolución Democrática (PRD), una para Movimiento Ciudadano (MC) y una para Encuentro Social (ES).

La mayoría de los diputados tienen su residencia en Ciudad Juárez (14 de los 33 que integran el Poder Legislativo), y rendirán protesta el próximo 1 de octubre.

El Revolucionario Institucional anunció que analizan el criterio con el que el IEE distribuyó las diputaciones plurinominales, porque según sus cuentas le tocarían tres más, pero el acuerdo que firmó ante el órgano electoral indica que aceptaba la transferencia de votos.

Sin embargo, una vez que el PAN ganó la mayoría de las diputaciones en los comicios del pasado 5 de junio, el PRI se vio afectado en la representación ante el Congreso local y ahora analiza impugnar su propio acuerdo.

“El PRI se convirtió en presa de su propia soberbia, le salió el tiro por la culata”, señaló el representante del PAN ante el IEE, Roberto Fuentes Rascón, al referirse a la transferencia de votos.

Luego dijo que el PRI regaló el 100% de los votos a los otros partidos en 12 distritos, y con ello “el Partido Verde, donde fue solo, tuvo 3.79% de votos en promedio, pero donde fue en candidatura común aumentó hasta 14%, lo que da una media de 7.6%”.

El Partido del Trabajo –agregó– obtuvo 2.24% de votos donde fue solo, y donde lo hizo con candidatura común con el PRI logró casi 14%, lo que le generó hasta 7% de votación.

“El Panal, donde fue solo, llegó al 7%, y donde fue con candidatura común, gracias a la generosidad del PRI, obtuvo 16.56%, lo que le dejó una votación general de 16%, y el PRI donde fue solo obtuvo 31% de la votación y donde fue con ellos (los chiqui partidos) regaló el 100% y se quedó en cero. En promedio obtuvo 12.27% de votos, lo que le niega la posibilidad de acceder a diputados plurinominales”, asentó.

El representante de Morena ante el IEE, Sergio González Rojo, señaló que la transferencia de votos va en contra de la decisión ciudadana, porque los partidos deben tomar en consideración la intención no de una porción, sino de toda la ciudadanía, por lo que demandó la creación de un esquema en el que los partidos políticos tengan el número de diputados en proporción con los votos que recibe.

Gerardo Cortinas Murra, representante de MC, advirtió que impugnarán el criterio con el que el IEE distribuyó las diputaciones de representación proporcional. Los otros consejeros defendieron el proyecto y votaron por unanimidad.

En el caso del PT, el diputado plurinominal que fue designado es Rubén Aguilar Jiménez, cuya familia se ha apoderado del partido. Su hijo Rubén Aguilar Gil es suplente; su hija América Aguilar Gil, diputada local en la actual legislatura; Lilia Aguilar Gil, otra hija, fue diputada local y federal en el periodo anterior, y una más, Hanoi Aguilar Gil, fue diputada local la legislatura anterior, mientras que el propio Rubén fue diputado local anteriormente.

En el PVEM le asignaron la diputación a Alejandro Gloria González, esposo de la diputada federal María Ávila Serna, quien también es dirigente estatal del partido y diputada local con licencia, para contender por la diputación federal.