Elimina Cuba transmisión de madres a hijos de VIH y Sífilis

96 0

Agencias/Washington.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este martes a Cuba como el primer país del mundo en eliminar la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y la sífilis de madre a hijo.

La OMS dijo en un comunicado que esa institución junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) enviaron en marzo a Cuba una delegación que determinó que el país caribeño cumplió los criterios para lograr la designación.

En 2013, sólo dos niños en Cuba nacieron con VIH y cinco con sífilis, señaló el comunicado.

“El éxito de Cuba demuestra que el acceso y la salud universal son factibles y que efectivamente son la clave para el éxito, aún frente a desafíos tan abrumadores como el VIH”, dijo Carissa Etienne, directora de la OPS.

El Gobierno cubano considera su sistema de salud gratuito un gran logro de la revolución de 1959, pero los cubanos de la calle se quejan del empeoramiento de los estándares desde la caída de la Unión Soviética en 1991, que fue su principal benefactor.

La OPS y la OMS dieron crédito a Cuba por ofrecer temprano acceso a la atención prenatal, a la detección del VIH y la sífilis, así como tratamiento para madres que dan positivo en las pruebas.

Ambas organizaciones aprobaron en el 2010 una estrategia en un esfuerzo para poner fin a la transmisión congénita del VIH y la sífilis en Cuba y en otros países

“La eliminación de la transmisión de un virus es uno de los mayores logros posibles en la salud pública”, dijo Margaret Chan, Directora General de la OMS.

“Esta es una victoria importante en nuestra larga lucha contra el VIH y las infecciones de transmisión sexual, y un paso importante hacia una generación libre de sida”, añadió.

“El éxito de Cuba demuestra que el acceso universal y la cobertura universal de salud son factibles y de hecho son la clave del éxito, incluso en contra de desafíos tan complejos como el VIH”, afirmó Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Oficina Regional para las Américas de la OMS, en una conferencia de prensa celebrada el pasado 30 de julio, en la OPS, para anunciar este logro.

“Esta es una celebración para Cuba y una celebración para los niños y familias de todo el mundo. Esto demuestra que el fin de la epidemia del Sida es posible y esperamos que Cuba sea el primero de muchos países que vienen a buscar la validación de que han terminado sus epidemias entre los niños “, manifestó Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA.

EL DESAFÍO

Cada año, alrededor de 1.4 millones de mujeres viviendo con VIH quedan embarazadas en el mundo.
Si no se tratan, tienen entre 15 y 45 por ciento de posibilidades de transmitir el virus a sus hijos durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Sin embargo, ese riesgo se reduce a poco más de 1 por ciento si se suministra antirretrovirales a las madres y los niños en las etapas en las que puede producirse la infección.

Desde 2009, el número de niños que nacen cada año con VIH se ha reducido a casi la mitad, al pasar de 400 mil a 240 mil en 2013. Pero será necesario redoblar los esfuerzos para alcanzar la meta mundial de que hayan menos de 40 mil nuevas infecciones infantiles por año para 2015.

Casi un millón de embarazadas en todo el mundo se infectan con sífilis anualmente. Esto puede resultar en muerte fetal, muerte perinatal o en infecciones neonatales graves. Sin embargo, opciones simples y rentables de detección y tratamiento durante el embarazo, como la penicilina, pueden eliminar la mayoría de estas complicaciones.

EL LOGRO DE CUBA

La OPS/OMS y sus socios trabajan con Cuba y otros países de las Américas desde 2010, en la implementación de una iniciativa para eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis.

La transmisión de madre a hijo de estas enfermedades se considera eliminada cuando las tasas de infección son llevados a niveles tan bajos que dejan de ser consideradas un problema de salud pública.

En el caso del VIH, esto se define como menos de 2 de cada 100 bebés nacidos de mujeres con VIH, que es la tasa más baja considerada posible de lograr con los métodos de prevención disponibles en la actualidad. En el caso de la sífilis, la eliminación se define como menos de 1 caso por cada 2 mil nacidos vivos.

Como parte de la iniciativa regional, Cuba ha trabajado para asegurar el acceso temprano a la atención prenatal, a las pruebas para detectar el VIH y la sífilis tanto para las embarazadas como para sus parejas, para proveer el tratamiento para las mujeres que dan positivo y sus bebés, en la sustitución de la lactancia materna y la prevención del VIH y de la sífilis antes y durante el embarazo a través del uso de preservativos y otras medidas de prevención.

Estos servicios se ofrecen como parte de un sistema de salud equitativo, accesible y universal en el que los programas de salud materno-infantil se integran con los programas para el VIH y las infecciones de transmisión sexual.

Como resultado de estos esfuerzos, en 2013, sólo dos bebés nacieron con VIH en Cuba, y sólo tres nacieron con sífilis congénita, reflejando tasas de transmisión por debajo de los umbrales de eliminación.

Esta validación constituye un alto reconocimiento al sistema nacional de salud cubano, así como un estimulo y compromiso para continuar perfeccionando el trabajo en favor del bienestar de las madres, los niños y todo nuestro pueblo”, indicó el ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda.

AVANCES EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

En América Latina y el Caribe, se estima que el número de niños que nacieron con VIH se redujo 45% entre 2010 y 2013, cuando nacieron 2 mil 324 niños con el virus. Durante ese período, las embarazadas que se realizaron una prueba de VIH habrían aumentado hasta el 74% (19% más que en 2010) y las embarazadas con VIH bajo tratamiento antirretroviral alcanzarían el 93% (34 puntos porcentuales más en tres años).

La cobertura de las pruebas de detección de la sífilis en las embarazadas en America Latina y el Caribe permaneció estable, en 80%, según datos de 2013, mientras que el porcentaje de mujeres tratadas varió entre el 13 y el 100% en los países que presentan datos.

Además de Cuba, seis países y territorios de las Américas estarían en condiciones de solicitar la validación de la doble eliminación de estas enfermedades a la OMS: Anguila, Barbados, Canadá, Estados Unidos, Montserrat y Puerto Rico. Ocho habrían eliminado solo la transmisión de madre a hijo del VIH y 14 habrían eliminado solo la transmisión de la sífilis congénita.