El sistema Kepler-1647 se halla a 3.700 años-luz de distancia y tiene aproximadamente unos 4.400 millones de años, aproximadamente la misma edad que nuestro sistema solar. Las estrellas son similares al Sol, siendo una ligeramente más grande y la otra un poco más pequeña. El planeta tiene una masa y un radio casi idénticos a los de Júpiter.

Descubren un exoplaneta con dos soles

401 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- En dirección a la constelación del Cisne (Cygnus), se encuentra el mayor planeta descubierto hasta la fecha alrededor de un sistema de dos estrellas. Es de brillo demasiado débil para verlo a ojo desnudo, pero un equipo de astrónomos del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, en Greenbelt, Maryland, y de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), en California, ambas entidades en Estados Unidos, se valió de observaciones hechas por el Telescopio Espacial Kepler de la NASA para identificar al nuevo planeta, llamado Kepler-1647b.

El sistema Kepler-1647 se halla a 3.700 años-luz de distancia y tiene aproximadamente unos 4.400 millones de años, aproximadamente la misma edad que nuestro sistema solar. Las estrellas son similares al Sol, siendo una ligeramente más grande y la otra un poco más pequeña. El planeta tiene una masa y un radio casi idénticos a los de Júpiter.

Los planetas que orbitan dos estrellas son conocidos como planetas circumbinarios, o a veces como planetas “Tatooine”, en referencia al mundo natal de Luke Skywalker en la saga de “La Guerra de las Galaxias” (“Star Wars”).

El planeta descubierto por el equipo de Veselin Kostov, de la NASA, necesita 1.107 días, poco más de tres años, para dar una vuelta completa en torno a su pareja de estrellas anfitrionas. También está mucho más lejos de sus estrellas que cualquier otro planeta circumbinario, rompiendo la tendencia de estos de tener órbitas próximas a sus soles. Para mayor interés, su órbita lo coloca dentro de la llamada zona habitable, el rango de distancias respecto a la estrella o conjunto de estas donde el agua líquida puede acumularse en la superficie de un planeta.

Como Júpiter, sin embargo, Kepler-1647b es un gigante gaseoso, haciendo muy improbable que albergue vida en hábitats comparables a los típicos de la Tierra. No obstante, si posee lunas grandes, estas podrían potencialmente ser adecuadas para la vida.

Fuente: NASA

Ilustración del sistema Kepler-1647 en la que se muestra una estrella eclipsando a la otra y el planeta pasando justo por delante. (Imagen: Lynette Cook)
Ilustración del sistema Kepler-1647 en la que se muestra una estrella eclipsando a la otra y el planeta pasando justo por delante. (Imagen: Lynette Cook)
Comparación de los otros planetas con Kepler-1647
Comparación de los otros planetas con Kepler-1647