Decomisan arsenal en Iguala, Guerrero

290 0

Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- Elementos de la Policía estatal decomisaron ayer un arsenal y dos autos con reporte de robo en la calle Eutimio Pinzón, de la colonia Guayabitos, a la altura del panteón en Iguala, Guerrero, epicentro de la desaparición forzada de 43 normalistas en septiembre de 2014.

Roberto Álvarez Heredia vocero de seguridad del Grupo Coordinación Guerrero dio a conocer que durante un operativo incautaron siete rifles AK 47 calibre 7.62.x39mm y un fusil marca Busmaster retráctil, calibre 0.223 mm, al interior de una camioneta tipo Chevrolet.

Además, 22 cargadores para fusil AK 47 con capacidad para 30 cartuchos; tres granadas de fragmentación; mil 244 cartuchos útiles calibre 7.62 x 39mm; y 85 cartuchos útiles para fusil AR15, calibre 0.223mm, durante la tarde del domingo.

A través de un comunicado informó que que tras recibir una llamada telefónica al servicio de emergencia 066 desplegaron un operativo en la colonia Guayabitos en el que decomisaron dos vehículos abandonados con reporte de robo.

El domicilio estaba deshabitado, indicó, en el interior localizaron una camioneta marca Chevrolet, tipo Cheyenne 4×4 color blanco, con doble cabina, número de serie 3GCUK9EC02FG109812 y sin placas de circulación.

También, una camioneta marca Ford, tipo Escape, color arena, con placas de circulación número HBY-7421 del estado de Guerrero y número de serie 1FMCU03178KD38920, esta última tenía reporte de robo.

Durante la revisión encontraron seis radios portátiles de la marca Hyt y cinco cargadores para radio de la misma marca y dos radios portátiles marca Motorola.

Al interior, hallaron 5 chalecos tácticos; 3 placas balísticas; una placa de cerámica de nivel 4, y dos placas de cerámica de nivel 2; seis cartucheras; tres pasamontañas; 2 fornituras; 2 mochilas tácticas; un pantalón táctico color negro; y un casco balístico sin marca y con sus googles.

La Policía estatal consignó ante las autoridades federales las armas y equipo bélico para dar seguimiento a las matrículas.

La región de Iguala, es un municipio rodeado de fosas llenas de cuerpos putrefactos en el que desaparecieron de manera forzada 43 normalistas en septiembre de 2014, sin que nadie conozca su paradero hasta la fecha.

Los matorrales amarillentos y árboles deshojados cubren los cerros que rodean de un lado y otro la sangrienta región. En Iguala el sereno cae y entume los huesos, a unos da dolor a otros mucho miedo, pues el silencio en la noche permite escuchar los latidos de los corazones de aquellos que están encerrados bajo llave pues desconfían de los policías en este punto envuelto en lagrimas y violencia.