Clásico Mundial: Japón gana a Cuba, aún queda Holanda

1 0

Redacción

Tokio, Japón, 14 marzo 2017.-A pesar de mostrar una de las mejores caras presentadas en este IV Clásico Mundial de Béisbol, la selección cubana sufrió su segunda derrota del evento contra Japón (8-5) y ahora tendrá que ganarle a Holanda en el choque de este miércoles para forzar un juego de desempate y seguir soñando con una inclusión en la semifinal.

Tal y como se presagió, los nipones enviaron al box a su mejor carta de triunfo, el derecho Tomoyuki Sugano, quien no estuvo en su mejor noche al irse en el cuarto capítulo con cuatro carreras permitidas y siete indiscutibles, uno de ellos cuadrangular de Yurisbel Gracial en el segundo inning con Alfredo Despaigne en circulación.

En el montículo opuesto, Vladimir Baños volvió a convencer con su desempeño y solo tuvo problemas con dos bateadores sumurai, el designado Tetsuto Yamada, (le bateó de 2-2, incluido un jonrón en la apertura) y el jardinero Yoshitomo Tsutsugoh, (le conectó también de 2-2 con un remolque).

Su salida en el quinto tras permitir hit y boleto, le cedió la responsabilidad al zurdo Yoanni Yera, quien permitió la igualada a cuatro anotaciones en ese propio inning y cargó con la quinta raya de los locales en el sexto, lo cual volvió a emparejar la pizarra y todo quedó listo para el último tercio del encuentro.

Las emociones quedaron entonces para los relevistas. Miguel Lahera lucía inmenso por Cuba, mientras el mánager japonés colocaba un serpentinero por entrada para silenciar los bates antillanos, de los que salieron 10 imparables, tres a las cuentas de Alfredo Despaigne y Yosvani Alarcón, respectivamente y dos para Gracial.

Y como los grandes partidos se deciden siempre por un vuelacerca o una pifia, este no podía ser la excepción y en el octavo Nobuhiro Matsuda se embasó por costoso error de Saavedra en lance del torpedero Alexander Ayala, acto seguido sobrevino hit de Shogo Akiyama, fly de sacrificio del emergente Sieichi Uchikawa y un segundo vuelacerca de Yamada para clavar las puntillas finales.

A pesar de esta victoria, Japón todavía necesita vencer a Israel en el partido de cierre de este miércoles para avanzar a la semifinal del certamen, pues podría sobrevenir un empate a dos victorias y una derrota de ganarle también Holanda a Cuba.

Para el conjunto de Carlos Martí las únicas esperanzas son un triunfo contra Holanda y un revés de los israelistas, lo cual produciría un triple abrazo entre ellos y habría que celebrar un juego de desempate presumiblemente entre tulipanes y caribeños, dado que los representantes del Medio Oriente cayeron por nocao contra los europeos.

Para el juego de este miércoles, Lázaro Blanco será la carta que enviará el mentor cubano, con Vladimir García como primer apagafuegos.

Moralejas del partido

•Los cambios en la alineación: Gracial en segunda, Jeferson Delgado en tercera y Víctor Víctor Mesa en el jardín derecho rindieron frutos desde el inicio del encuentro. Estas mismas caras alinearán para el pleito decisivo.

•A Cuba le sigue costando demasiado producir carreras. En el cuarto inning hubo que batear un cuarto hit consecutivo (Víctor Víctor) para anotar lo que otros equipos resuelven con menos y más velocidad en la bases.

•El mal corrido de Yosvani Alarcón mató un episodio grande en ese propio cuarto capítulo y esos errores mentales pesan luego.

•La tanda alta de la alineación cubana no pudo ni siquiera embasarse en cuatro turnos al cajón de bateo. Alexander Ayala se ve desesperado por conectarle y eso le hace fallar continuamente. Quizás para el último juego, Frederich Cepeda necesite ser sustituido o bajarlo del tercer turno.

•Muy buena la labor de Baños en un partido de vida o muerte. A pesar de que en las estadísticas salió con cuatro carreras en igual cantidad de entradas lanzadas su misión fue cumplida.

•Yoanni Yera, el hombre que carga con dos derrotas de Cuba en este Clásico sigue siendo el más inestable de los relevistas con la mayor cantidad de boletos otorgados. ¿Era el más indicado para salir en ese momento?

•Después del error siempre viene el hit, reza un viejo refrán beisbolero. Y si alguien lo dudaba, el octavo episodio japonés lo confirmó. Saavedra jamás olvidará en su carrera la pifia que a la postre acabó con los sueños de Cuba ante los nipones.

•Entre Despaigne, Gracial y Alarcón reunieron ocho de los 10 imparables, lo cual estimula a alinearlos en línea de cara al desafío contra Holanda,

•¿Era imposible ganarle a Japón? Claro que no, solo que la defensa y el pitcheo no pueden ceder como lo hicieron en momentos oportunos, esos que cuestan luego carreras insalvables.

Alineaciones

Cuba

Roel Santos (cf), Alexander Ayala (ss), Frederich Cepeda (bd), Alfredo Despaigne (lf), Yurisbel Gracial (2b), William Saavedra (1b), Yosvany Alarcón (c), Jeferson Delgado (3b), Víctor Víctor Mesa (rf) y Vladimir Baños (p)

Japón

Tetsuto Yamada (bd), Ryosuke Kikuchi (2b), Norichika Aoki (rf), Yoshitomo Tsutsugoh (lf), Sho Nakata (1b), Hayato Sakamoto (ss), Nobuhiro Matsuda (2b), Shogo Akiyama (cf), Sieji Kobayashi (c) y Tomoyuki Sugano (p)