Notice: jetpack_enable_opengraph está obsoleto desde la versión 2.0.3. Utiliza jetpack_enable_open_graph en su lugar. in /home2/insurge2/public_html/wp-includes/functions.php on line 3839

Cierran monjas colegio por temor a ser ejecutadas en Chilapa, Guerrero

121 0

Redacción InsurgentePress/Texto Periódico El Sur/Foto Redes del Sur/Ciudad de México.- Un grupo de religiosas Guadalupanas cerró el colegio Morelos de Chilapa ante el temor de ser ejecutadas de forma similar a los padres y hermana de una monja cuyos cuerpos aparecieron desmembrados en bolsas de plástico en esa convulsionada región de Guerrero, el pasado 30 de enero.

El Periódico El Sur difundió que Salvador Rangel Mendoza obispo de la Diócesis Chilpancingo, reveló que la monja guadalupana —hija y hermana de las víctimas— huyó de Chilapa junto con un grupo de religiosas que administraban el colegio particular Morelos, por miedo a la violencia.

Esto propicio que los niños que atendían, dijo, quedaran en el abandono en esa inhóspita región bajo control del crimen organizado.

Rangel Mendoza recordó que  los cuerpos de los padres y hermana de una religiosa aparecieron  desmembrados en las inmediaciones del municipio de Chilapa, los días 30 de enero y 3 de febrero.

El pasado domingo, durante  la homilía en la iglesia de la Asunción en el centro de Chilpancingo, capital de Guerrero, el Obispo precisó que la pareja encontrada junto a los cinco artesanos indígenas desmembrados, eran padres de una monja Guadalupana, que forma parte del personal del Colegio Morelos de Chilapa.

Además, su hermana, una joven de 18 años apareció posteriormente decapitada en Chilapa, el pasado 3 de febrero.

Por ello, agregó, el obispo de la Diócesis Chilpancingo que  la monja  huyó junto con un grupo de religiosas que administraban el colegio particular Morelos-Chilapa, desde la semana pasada.

El colegio Morelos es uno de los planteles más antiguos y reconocidos de Chilapa, se ubica en el 502 de la calle Revolución en el barrio de San Francisco.

Las monjas administraban el plantel que alberga a unos 500 alumnos de nivel primaria y secundaria en esa enlutada región de Guerrero.

El obispo Rangel Mendoza cuestionó la inacción de las autoridades para frenar al crimen organizado que asesinó arteramente a  los familiares de la religiosa, además, a los sacerdotes Germaín Muñiz e Iván Añorve, cerca de Taxco, Guerrero, el pasado 5 de febrero.

El religioso señaló que las autoridades estatales incurrieron en difamación al tratar de vincular a los sacerdotes con la delincuencia para justificar la ingobernabilidad que predomina en Guerrero.

El pasado 30 de enero, sicarios abandonaron 15 bolsas de plástico con cuerpos desmembrados en la colonia de los Maestros, a un costado del río Ajolote en Chilapa.

Entre el 2 y 5 de febrero, familiares  identificaron a cinco víctimas como artesanos de Oaxaca que llegaron  a vender muebles a Chilapa, Guerrero.

La monja del Colegio Morelos-Chilapa, identificó a su madre de 51 años, originaria de Iguala pero radicada en Chilapa, y su padre que se dedicaba a la venta de bienes raíces y era originario de ese municipio.

El pasado 3 de febrero, la hermana de la religiosa, una  joven de18 años, apareció sin vida en la colonia La Herradura del barrio El Calvario, con huellas de haber sido violada, torturada y posteriormente decapitada.

El obispo Rangel Mendoza confirmó que la religiosa era la responsable del Colegio Morelos de Chilapa y que junto con sus compañeras de congregación habían consolidado un gran trabajo en favor de los niños de esa región.

Confirmó que las religiosas refugiadas en la Ciudad de México, confirmaron que han decidido cerrar el Colegio para evitar ser víctimas del crimen organizado que controla la mayor parte del territorio de Guerrero.

Ahora, añadió Rangel Mendoza, las religiosas buscan quién asumirá el control del Colegio, porque son muchos niños que se quedan sin su atención educativa.

“Este flagelo de la inseguridad está perjudicando a muchos niños, a muchos padres de familia, es la lepra de la inseguridad, la lepra de los asesinatos, la lepra de la corrupción”, dijo en su homilía.

Da tu opinión