Canadá y México rechazarán firmemente propuestas de EEUU para TLCAN,

173 0

Agencias / InsurgentePress, Ciudad de México.- Canadá y México no abandonarán la mesa de negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN), vigente entre los tres países desde 1994, pese al rechazo absoluto a las demandas proteccionistas estadounidenses, dijeron las dos personas familiarizadas con las posturas de ambos países, que no fueron identificadas.

La oficina del representante comercial de Estados Unidos no pudo ser contactada de inmediato para comentarios, dijo CNBC.

Mientras el representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, se reunirán el martes en Washington en tanto se forman líneas de batalla en torno a las polémicas propuestas estadounidenses.

Hablarán en una conferencia de prensa a las 14:00 horas de la Ciudad de México al término de la cuarta ronda de conversaciones.

“Los principales negociadores comerciales de Canadá y México se reunirán el martes con el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y rechazarán firmemente las propuestas de los Estados Unidos que surgieron en la actual ronda de negociaciones”, dijo la CNBC.

México y Canadá han rechazado de forma reiterada y pública las demandas de Estados Unidos sobre productos lácteos, autos, paneles de resolución de disputas, compras gubernamentales y una cláusula de extinción.

Funcionarios familiarizados con las discusiones describen dos vías para las negociaciones: un punto muerto en algunas de las propuestas más polémicas y el progreso en la actualización del pacto en otras áreas.

Tanto México como Canadá propondrán seguir negociando, pese a su rechazo “absoluto”; agregó la CNBC.

El lunes, Canadá rechazó rotundamente la propuesta más reciente para desmantelar su sistema de administración de suministros para productos lácteos. Se espera que la quinta ronda de conversaciones se realice a principios de noviembre en México.

La ronda, que se celebró en Arlington, Virginia, desde el miércoles pasado, fue testigo de la propuesta de Estados Unidos de elevar las reglas de origen del sector automotriz de 62.5 a 85 por ciento, y de las cuales el 50 por ciento sea estadounidense; así como la idea del presidente Donald Trump de debilitar el sistema de solución de controversias dentro del tratado; y la pretensión de incluir una cláusula de extinción, que haría que el tratado dejara de existir cada cinco años, a menos que los tres países decidan renovarlo.

Dicha propuesta ha sido criticada severamente por expertos y la iniciativa privada, que advierten que atentaría contra la esencia del acuerdo y aumentaría la incertidumbre en la región, pues afectaría los planes de inversión de las empresas.

Estas propuestas se suman al clima de dureza de la negociación, pues ya en la tercera ronda Estados Unidos había empezado con las propuestas difíciles, al buscar un esquema que facilite los juicios por dumping en la importación de productos mexicanos perecederos, como jitomates o berries; el endurecimiento en las compras de gobierno y medidas para la compra de textiles.

Herminio Blanco, asesor del cuarto de junto mexicano y exnegociador del primer TLCAN, advirtió previo a esta ronda que este tipo de propuestas eran “inadmisibles”.