Bailan los ‘príncipes’ del PSG al Bayern Múnich en Champions League 3-0

122 0

Texto Periódico Marca/ París.- La semana venía calentita en el PSG. Las disputas de egos entre Cavani y Neymar por culpa de un penalti incendiaron el, hasta ahora, tranquilo Parque de los Príncipes. La no convocatoria del brasileño en el empate liguero ante el Montpellier (0-0) levantó todo tipo de suspicacias. Entre cenas, palabras de Alves, millones a cambio de penaltis e intenciones del entrenador se presentó el Bayern en la Ciudad de la Luz… y se le acabó haciendo de noche.

Los chicos de Ancelotti viven un momento complejo. A diferencia del PSG, lo suyo es más preocupante: es deportivo. El Wolfsburgo les empató un 2-0 en casa en Liga y el runrún de la enemistad de Carlo con su directiva no cesan desde hace meses. 90 minutos de fútbol en París sólo han servido para que el fuego acabe de prender.

Y todo porque el PSG es un equipazo, un equipazo que pasó por encima del Bayern. Gran parte de culpa la tienen los tres príncipes parisinos. El primer gol lo gestó Neymar, con una carrera por banda izquierda que finalizó en asistencia para Dani Alves, que llegó totalmente solo por el carril diestro. Gol del lateral, que desde la 2012-13 ha participado en 19 tantos en Champions (7 goles y 12 asistencias), más que ningún otro defensa. Neymar para Alves y el PSG por delante. Samba París.

Apenas habían transcurrido 2 minutos de partido y ya iban los locales por delante. En la ecuación de la ‘MCN’ todavía no se había despejado la ‘MC’. Apenas tardaron media hora. Mbappé subió el balón por la parte derecha, dejó atrás para Cavani y el uruguayo, hasta ahora Rey indiscutible de París, la clavó en la escuadra con un potente disparo. Tal vez ya no es el Rey, pero sus príncipes le allanan el camino. El príncipe brasileño fue a abrazarle. Bueno, no fue el abrazo más afectuoso de la historia y no se escribirán poemas con él. Pero se abrazaron. Y más tarde se repartieron los lanzamientos de falta. ¿Llegó la paz?

Partidazo de Mbappé

El tercer príncipe en discordia, Mbappé, se fue sustituido en el 79′. Se lamentó y puso cara de circunstancias cuando Di María entró al verde. Que no se preocupe. La jugada que generó para el 3-0, que empujó Neymar a la red, fue, probablemente, la mejor de los 90 minutos. Recogió en tres cuartos de cancha y puso el turbo. ¡Qué potencia! Por el camino, dentro del área, se encontró a Alaba. Pobre Alaba. Con un recorte de highlight, Mbappé sentó al lateral y cedió para que Neymar pusiera el, a la postre definitivo, 3-0 en el marcador.

¿Y el Bayern? Difícil explicar las suplencias de Robben, Ribéry y Rudy. Al menos explicar todas ellas a la vez. El once que disputo Ancelotti nunca funcionó y lo acabó pagando caro. El cuento del Parque de los Tres Príncipes será el favorito de los niños parisinos que vayan a dormir. En Múnich, en cambio, los jóvenes huirán despavoridos sólo con oír su título. Espectacular.

Ficha técnica

– París SG: Areola; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva, Kurzawa; Verratti (Draxler, m.89), Thiago Motta (Lo Celso, m.86), Rabiot; Mbappé (Di María, m.79), Cavani, Neymar

– Bayern Múnich: Ulreich; Kimmich, Sule, Javi Martínez, Alaba; Tolisso (Rudy, m.46), Thiago Alcántara, Vidal; Müller (Robben, m.69), Lewandowski, James Rodríguez (Coman, m.46)

Goles: 1-0, m.2: Dani Alves; 2-0, m.31: Cavani; 3-0, m.63: Neymar

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (ESP), amonestó al local Verratti y a los visitantes Kimmich, Vidal, Thiago Alcantara y Rudy.

Incidencias: Encuentro de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el Parque de los Príncipes de París ante unos 60.000 espectadores.